Más de 300 personas resultaron heridas, nueve de ellas de gravedad, tras el hundimiento de una plataforma hacia la medianoche del domingo durante un festival de música urbana en la ciudad gallega de Vigo, en el noroeste de España.

“Un total de 316 personas fueron atendidas en los distintos dispositivos asistenciales”, señaló el gobierno regional de Galicia en un comunicado.

Durante una de las actuaciones del festival se vino abajo una plataforma de madera de treinta metros de largo por diez de ancho, aproximadamente, lo que generó escenas de pánico y carreras de los asistentes.

“De ellos en este momento ingresados tenemos a 9, de los que consideramos que no hay riesgo vital, pero tienen carácter de gravedad, por fracturas, traumatismos craneoencefálicos, por neumotórax”, precisó Jesús Vázquez Almuíña, consejero de Sanidad de Galicia, detallando que de ellos dos son menores de edad.

La gran mayoría de los afectados sufrieron heridas leves, como contusiones, señaló el encargado de sanidad regional.

El alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, avanzó de madrugada que se investigarán las causas de este suceso, mientras decenas de asistentes, muchos de ellos menores de edad, seguían la actuación de un rapero.

Hasta la zona de los hechos se desplazaron varios equipos médicos de emergencias y dotaciones policiales -Nacional y Local- y de bomberos, así como representantes de la corporación local.

Fuentes municipales han indicado que se efectuaron rastreos con cámaras térmicas en As Avenidas, donde se produjo este percance, con el propósito de comprobar que no hubiese alguien atrapado.

El muelle de madera, de unos 30 metros de largo y 10 metros de ancho, ubicado sobre el mar, estaba llena de espectadores que acudieron a ver un concierto de rap en el marco del festival O Marisquiño cuando de golpe se vino abajo poco antes de la medianoche del domingo, indicó a la prensa el alcalde de Vigo, Abel Caballero.

El diario Faro de Vigo indicó que según los testimonios de testigos que recabó, el muelle cedió durante la primera canción del concierto del cantante Rels B, quien pidió saltar a la multitud.

“El suelo bajó como un ascensor. Fue cuestión de cinco segundos. Se partió y caímos todos. La gente me caía encima. Me costaba salir. Intentaba salir y patinaba, mi pie quedó atascado, dentro del agua. Conseguí sacarlo. Un chico me dio la mano y salí”, contó Aitana Alonso al periódico local.

“Tenía gente debajo, gritando que no podía salir. Yo me agobié muchísimo. Pensé que no salía. Lo intentaba y caía abajo otra vez”, agregó la joven.

“Mi solidaridad con los heridos en el festival #OMarisquiño en Vigo, a quienes deseo una rápida recuperación, y mi reconocimiento a los servicios de emergencia”, tuiteó el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.