Por Jorge Morán

El Sistema Educativo Estatal (SEE), en alianza con la Comisión Estatal de Servicio Públicos de Mexicali (CESPM), llevó a cabo la firma de un convenio de colaboración mediante el Programa Cero Fugas, con el objetivo de promover el ahorro en el consumo de agua y energía eléctrica en los planteles educativos en Baja California.

Fueron alrededor de 70 empleados de intendencia de diferentes instituciones educativas del municipio quienes recibieron pláticas y capacitación por parte de organismos operadores de agua, a quienes a su vez les fueron entregados kits de herramientas para poder subsanar cualquier circunstancia que pueda provocar un desperdicio de recursos.

El programa tiene como principal objetivo generar ahorros de 500 mil kilowatts por hora en energía eléctrica y 30 millones de litros de agua potable durante la temporada de vacaciones, lo que correspondería a un ahorro aproximado de 2.2 millones de pesos.

Al año se destinan un total de 317 millones de pesos por parte del SEE para el pago de servicios públicos en las diferentes escuelas de la entidad, de los cuales 222 millones son para el pago de las tarifas de energía eléctrica y 95 millones para el consumo de agua.