WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este miércoles que la Constitución de Estados Unidos no garantiza el derecho a la ciudadanía a todas las personas nacidas en el país y que seguirá adelante con sus esfuerzos para acabar con esta práctica.

“La llamada Ciudadanía por Nacimiento, que cuesta miles de millones de dólares a nuestro país y es muy injusta para nuestros ciudadanos, se terminará de una u otra manera. No está cubierta por la Enmienda 14 por las palabras ‘sujeta a su jurisdicción’. Muchos expertos legales están de acuerdo… “, escribió en Twitter.

El martes, en entrevista a Axios on HBO aseguró que analizaba la posibilidad de negar por decreto la ciudadanía automática a los hijos de extranjeros nacidos en Estados Unidos.

Un decreto presidencial con esa medida, de acuerdo a expertos, daría paso a batallas legales respecto a si el presidente tiene la autoridad para cambiar una enmienda de la constitución. La 14ta Enmienda garantiza el derecho a la ciudadanía de todos los bebés nacidos en Estados Unidos.

Al respecto, el vicepresidente Mike Pence explicó el martes que la medida no entraría en conflicto con la Constitución de Estados Unidos.

“La Corte Suprema de Estados Unidos nunca se ha pronunciado sobre si el lenguaje de la enmienda 14, sujeto a su jurisdicción, se aplica específicamente a las personas que están en el país ilegalmente”, sostuvo en una entrevista en Politico.

Sin embargo, el líder de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, declaró que el presidente no puede cambiar por su cuenta la ley.

“Obviamente eso no se puede hacer, uno no puede abolir el derecho a la ciudadanía a los nacidos en el país con una orden ejecutiva”, dijo.

El Financiero