LAGOS.- Veinte personas, en su mayoría niños, murieron en el derrumbe de una escuela en Nigeria, informó un funcionario del Gobierno este viernes.

Otras 43 personas fueron rescatadas, indicó el comisionado de salud del estado de Lagos, Jide Idris. El desastre ocurrió el miércoles en el centro de Lagos, la capital comercial de Nigeria.

Las autoridades han dicho que el edificio residencial de tres pisos de había sido señalado para demolición y que la escuela estaba operando ilegalmente en los dos últimos pisos. No estaba claro cuántas personas estaban en el edificio cuando se desplomó.

Los equipos de socorro suspendieron sus labores el jueves, tras decir que habían alcanzado los cimientos edificio sin encontrar más víctimas. Algunos familiares angustiados protestaron y revisaron entre los escombros en busca de sus hijos.

Los derrumbes de edificios son muy comunes en Nigeria, donde las nuevas construcciones se realizan sin supervisión de reguladores. Funcionarios recorrieron el barrio el jueves, marcando otros edificios ruinosos para demolición.

Adeyemo Sunday, padre de mellizos, lloró la muerte de uno de ellos. El otro fue rescatado con vida.

Sunday dijo que su familia vivía en el segundo piso del edificio y que él enviaba a sus hijos a la escuela para que no tuviesen que ir lejos.

Una madre, Yewande Ogunsanwo, dijo que su hijo seguía grave el jueves.

“Gracias a Dios está mejorando, pero su condición es muy crítica”, dijo. “El dolor es demasiado”.

El colapso se produjo en momentos en que el presidente Muhammadu Buhari, recién reelecto, trata de mejorar la infraestructura en la nación más populosa de África.