Copenhague— La policía persiguió con helicópteros a ladrones que se alzaron con tesoros de la familia real de Suecia que eran exhibidos en una catedral, entre ellos una corona enjoyada, pero los delincuentes escaparon en una lancha a motor y permanecen prófugos.

Dos personas robaron las dos coronas y una orbe utilizadas en el siglo XVII por el rey Carlos IX y la reina Cristina, las que anteriormente se encontraban en su tumba, y huyeron por el gran sistema de lagos al oeste de Estocolmo, dijo la policía en un comunicado el miércoles.

Las autoridades persiguen a los delincuentes con un helicóptero y lanchas, pero hasta el momento no ha habido arrestos. Pidieron ayuda al público, y la agencia noticiosa TT dijo que se iniciará una investigación internacional a través de Interpol.

Maria Ellior, del Departamento de Operaciones Nacionales de la policía sueca, dijo a TT que los artículos son “imposibles de vender”. Son de oro y esmalte incrustados con cuentas, cristales y perlas.

El robo tuvo lugar el martes en la Catedral de Strangnas, 60 kilómetros al oeste de la capital.

En la catedral luterana, construida de ladrillo rojo en estilo gótico, están las tumbas de las familias reales suecas del siglo XVII.