Por Eliott Valdez Montaño

Tras la derrota sufrida el pasado 1 de julio, el Partido Acción Nacional deberá iniciar un proceso de reflexión y de reorganización, debido a que el próximo año participará en otro proceso electoral local, como es el caso de Baja California, señaló el dirigente estatal del partido, José Luis Ovando Patrón.

Comentó que el PAN deberá iniciar una fase en la que deberá cuestionar el trabajo interno que se realizó durante el proceso federal, así como la actuación de los gobiernos panistas, además de que se tendrá que regresar a la ciudadanía para conocer de viva voz cuáles fueron las fallas que llevaron a que el partido blanquiazul perdiera la Presidencia, las dos senadurías y las ocho diputaciones federales en la entidad.

“El PAN no puede regatearle a los ciudadanos la decisión que tomó. Nosotros reconocemos el triunfo de Andrés Manuel López Obrador a nivel nacional, que arrastró en una ola tremenda a todas las candidaturas, y en ese sentido asumimos el mensaje que nos mandan los mexicanos, y en especial los bajacalifornianos de hacer la revisión de la parte que nos toca”

Ovando Patrón rechazó que la derrota sufrida este 2018 sea un anticipo de lo que pudiera ocurrir el próximo año que se elija gobernador en la entidad, ya que conforme el nuevo Gobierno Federal surgido del partido Morenaempiece sus funciones, la gente se podrá dar cuenta si cumple o no con sus propuestas.

“Se van a empachar, ya se quedaron con todo el pastel, con todo el paquete, ya empezaron con la borrachera del poder, ya empezaron a dar mensajes de que no van a cumplir con todo lo que prometieron, y eso es normal, no nos sorprende ni nos asusta, así que nadie debe de pensar que lo que pasó este año va a ocurrir en el próximo”