Morelos— Esteban Hernández Franco, alcalde de Atlatlahucan, Morelos, despidió desde el pasado martes 3 de julio a 120 servidores públicos de su administración, bajo el argumento de que no lo apoyaron en su reelección, denunciaron los empleados despedidos.

En respuesta, hoy miércoles los afectados mantienen tomadas las instalaciones del edificio principal del gobierno municipal, y aseguran que lo hizo en venganza, porque no lo apoyaron en las urnas al pretender reelegirse como presidente municipal, ya que casualmente todos los despedidos tienen inclinación política hacia otro partido.

Esteban Hernández Franco quedó en tercer lugar en las elecciones del pasado 1 de julio luego de que intentó reelegirse en la alcaldía a través de la coalición Por Morelos al Frente, integrada por el PAN y Movimiento Ciudadano, el ganador de la contienda fue Calixto Urbano Lagunas de la coalición Juntos Haremos Historia.

El Municipio de Atlatlahucan cuenta con más de 150 fraccionamientos, entre ellos el más importante conocido como Lomas de Cocoyoc, los cuales generan recursos propios por el cobro de impuestos municipales que superan al doble los ingresos de sus participaciones estatales y federales.

Esta situación en sus finanzas provoca que la pelea partidista por el control de la administración municipal sea fuerte, debido a que dichos recursos sólo los audita el propio ayuntamiento y no los órganos de fiscalización externos.