El boxeador mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez firmó el contrato más grande en la historia del deporte mundial. Se trata de un acuerdo por 365 millones de dólares en cinco años con la plataforma de streaming DAZN, que transmitirá sus próximas once peleas.

De acuerdo con su promotora Golden Boy Promotions, el contrato inicia con el combate entre ‘Canelo’ y Rocky Fielding del 15 de diciembre de 2018 en el Madison Square Garden de Nueva York.

DAZN es una plataforma de streaming online que transmite combates de Box y Artes Marciales Mixtas (MMA).

Canelo dijo en entrevista con ESPN que la firma del contrato se debe al trabajo duro que han desempeñado tanto él como su equipo y señaló que la intención de signar con una plataforma de streaming era beneficiar a sus fans.

“Lo más importante para mí era darle a los fans la oportunidad de verme pelear sin la necesidad de pagar 70 u 80 dólares por mis peleas en pago por evento. Eso es lo más importante de esto”, dijo a la cadena deportiva.

“Ser parte de un acuerdo histórico me compromete a prepararme duro y darle a los fans las mejores demostraciones en el ring. Al mismo tiempo me siento humilde de ser elegido por esta nueva visión del deporte que, sin duda, beneficiará a los fans”, agregó.

Oscar De La Hoya, promotor de Canelo, dijo para Los Ángeles Times que el pacto por cinco años es el más importante de la historia y que el mexicano es un deportista que se encuentra al nivel de contratos de esa magnitud.

Canelo ya ofreció también una primera entrevista para DAZN, su nueva ‘casa’ en cuestión de transmisión. En dicha entrevista habló sobre un viejo rival que lo exhibió en Las Vegas en 2014: Floyd Mayweather.

Los 365 millones de dólares del contrato firmado entre el púgil jalisciense y la firma de streaming supera los 325 millones que los Marlines, de Miami, pagaron por firmar al beisbolista Giancarlo Stanton en 2014, el que hasta ahora era el contrato más caro de la historia.

Especialistas del deporte se pronunciaron con respecto al contrato firmado por Álvarez, algunos de ellos cuestionaban si en realidad Canelo vale dicha cantidad.