CRISIS EN EL CAMPO MEXICANO

Hasta hace medio siglo el 57 % de la población en Mexico vivía en el campo, alejada de las grandes ciudades como Mexico, Guadalajara y Monterrey, sin embargo, desde 1970 a la fecha se ha dado un proceso de migración del campo hacia los centros urbanos, de tal forma que ahora solo el 20% de la población vive en zonas rurales.

Esto ha traído como consecuencia que la demanda de alimentos aumente considerablemente en las ciudades y las tecnologías de producción agrícola y ganadera tengan que mejorarse, porque en zonas agrícolas disminuidas se deben producir más granos y productos cárnicos para satisfacer la demanda de las grandes zonas urbanas.

La mayoría de los campesinos en Mexico siempre ha tenido muchos problemas para desarrollar su actividad, tanto en materia de crédito, insumos caros y mercados contraídos, pero los hombres recios del campo han seguido trabajando.

Sin embargo, en los últimos 10 años los campesinos han sido severamente castigados con los presupuestos para la agricultura y la ganadería, lo que se ha hecho más grave en los últimos anos en donde la caída presupuestal ha sido del 29.8%, que significó una caída de 21 mil 148 millones de pesos.

Los recortes más fuertes al presupuesto del sector agropecuario han sido en los últimos 3 años:
2015 fue de 92 mil millones de pesos; en 2016 bajo a 77 mil 959 millones de pesos y en 2017 se desplomo a 66 mil 487 millones de pesos.

Esta es la verdadera causa de la crisis en la que se ha sumergido el sector campesino en nuestro país, la falta de recursos económicos para los diversos programas que tiene la SAGARPA para que se conviertan en un verdadero soporte para los productores del campo.

Mexico es un país muy extenso territorialmente hablando, además cuenta con una amplia diversidad de climas y suelos, por lo que tiene regiones con vocaciones muy definidas en la producción, por ejemplo los estados del norte como Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas con productores de trigo, maíz y sorgo; además de Sinaloa, Jalisco, Aguascalientes, Zacatecas y Guanajuato son productores de Maíz y Frijol.

Los Estados del Sur-Sureste son grandes productores de frutales; además se produce carne y leche en todo el país.

La pregunta es, entonces: ¿Por qué nuestro campo está en crisis?

La respuesta es sencilla, pero a la vez grave: por la falta de apoyo presupuestal.

Ojala la nueva administración federal destina mayor recurso económico para el campo, y que sobre todo, este distribuido de manera más equitativo. De esa manera nuestro sector agropecuario crecerá de manera efectiva. Al tiempo.