Este lunes fue anunciada la puesta en marcha de la operación “Faithful Patriot” por la que desplegarán 5 mil 200 militares en la frontera con México ante la llegada de dos caravanas con miles de migrantes de Centroamérica.

El personal del Departamento de Seguridad Nacional y del Departamento de Defensa especificaron que esta operación, cuyo nombre se puede traducir como “Patriota Fiel”, incluirá helicópteros Blackhawk, agentes migratorios especializados y equipos de vigilancia remota para resguardar la frontera con México.

“Nuestro mensaje es simple: no vamos a permitir que grandes grupos entren a Estados Unidos de manera no segura y fuera de la ley”, dijo en una rueda de prensa Kevin McAleenan, comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU.

“Cualquier persona que entre al país sin documentos será detenida y procesada por las leyes de Estados Unidos”, advirtió McAleenan.

En una conferencia de prensa, el comandante del Mando Norte del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Terrence J. O’Shaughnessy, explicó que 800 soldados ya están en camino a la frontera con México.

Con esta operación se pretende frenar el avance de la Caravana Migrante en su intento por llegar a Estados Unidos.

En la conferencia se especificó que los primeros soldados llegarán este fin de semana a la frontera en espera de instrucciones.

Esta mañana el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió a los migrantes que en caso de llegar a la frontera: ‘El ejército de Estados Unidos los estará esperando’.

Excelsior