Este 27 de julio la humanidad disfrutará del eclipse total de Luna más largo del siglo XXI, con una totalidad de 102 minutos, con el máximo centrado en el Océano Índico, según la NASA.

La fase de totalidad del eclipse durará 1 hora y 42 minutos, tiempo en el cual el satélite natural de la Tierra se pinta de rojo, por lo que también se le llama “Luna de sangre”.

¿En dónde se verá?

En África, Asia y Oceanía, así como algunos países de Europa tendrán la fortuna de ver en su totalidad este espectáculo.

En América únicamente se podrá apreciar de manera parcial en ciudades del sur del continente, como Buenos Aires, Montevideo, Sao Paulo y Río de Janeiro.

Para nuestra mala fortuna, en México no lo podremos admirar a simple vista. Pero existe la magia de Internet para ello.

¿Por qué hay eclipses lunares?
Los eclipses lunares ocurren cuando el satélite terrestre pasa por la sombra de la Tierra, lo que no sucede todos los meses, porque la órbita de la Luna está inclinada con respecto a la de la Tierra-Sol (eclíptica).

A diferencia de los eclipses solares, los lunares son visibles desde cualquier lugar del mundo, una vez que la Luna está sobre el horizonte en el momento del eclipse, explicó el Instituto de Astrofísica de Canarias.

La atmósfera de la Tierra, que se extiende unos 80 kilómetros más allá del diámetro de nuestro planeta, actúa como una lente que desvía la luz del Sol.

Al tiempo, filtra eficazmente sus componentes azules y deja pasar solo la luz roja que será reflejada por el satélite. Así, la Luna adquiere el resplandor cobrizo tan característico.
Con información de EFE