NUEVA YORK (CNNMoney) – China acusó este viernes a Estados Unidos de comenzar “la mayor guerra comercial en la historia económica”, ya que ambas partes impusieron nuevas tarifas abruptas sobre decenas de miles de millones de dólares de sus exportaciones.

Los aranceles del 25% de la administración Trump afectan a más de 800 productos chinos por valor de 34,000 millones de dólares, como maquinaria industrial, dispositivos médicos y repuestos de automóviles. Se activaron justo despues de la medianoche, al mediodía en Beijing.

Los aranceles de China sobre los bienes estadounidenses entraron en vigencia inmediatamente después, dijo el viernes un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Trump y sus asesores argumentan que las tarifas son necesarias para presionar a China a abandonar prácticas desleales como robar propiedad intelectual y obligar a las empresas estadounidenses a entregar tecnología valiosa.

Beijing insiste en que es la parte afectada.

“China se ve obligada a devolver el golpe para salvaguardar los principales intereses nacionales y los intereses de su pueblo”, dijo el Ministerio de Comercio en un comunicado este viernes. Acusaba a los Estados Unidos de “abuso comercial típico”.

El gobierno dijo anteriormente que afectaría a más de 500 artículos de exportación de Estados Unidos, incluidos automóviles y productos agrícolas importantes como la soja y la carne, que valen lo mismo que los productos chinos destinados por Estados Unidos.

Incluso antes del viernes, la disputa comercial entre las dos principales economías del mundo había sacudido los mercados y había provocado advertencias de las compañías sobre el daño a sus resultados y los precios más altos para los consumidores.

Las compañías estadounidenses que hacen negocios en China están particularmente preocupadas.

“El aumento de las tensiones en la relación económica entre Estados Unidos y China tendrá un impacto negativo en las operaciones en China”, dijo William Zarit, presidente de la Cámara de Comercio estadounidense en China, en un comunicado este viernes.

La gran pregunta es hasta dónde llegarán las hostilidades entre Washington y Beijing.

Estados Unidos también impondrá aranceles de 25% sobre otros 16,000 millones de dólares en exportaciones chinas más tarde en el verano, y China ha prometido tomar represalias contra productos estadounidenses por un valor similar.