Con la finalidad de mantener el estatus sanitario del cultivo de algodón en el valle de Mexicali, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (SEDAGRO) reitera a los productores de dicha fibra, la importancia de realizar las labores fitosanitarias correspondientes.

La Directora de Inspección, Sanidad e Inocuidad de la SEDAGRO, Belem Avendaño Ruíz, dijo que dicha actividad debe realizarse con el objetivo de prevenir, controlar y evitar la diseminación de plagas y enfermedades en el cultivo, como el piojo harinoso.

El insecto, se identificó por primera vez en el valle de Mexicali en el 2011 con 0.1 por ciento de infestación, alcanzando el 21 por ciento en este ciclo agrícola, equivalente a 6 mil 990 hectáreas; a la fecha, solamente el 25 por ciento de la superficie cosechada ha realizado las labores profilácticas establecidas por la normatividad.

Informó que, para controlar dicho insecto, se recomienda el uso de variedades de ciclo corto e intermedio, siembras tempranas antes del 31 de marzo y cosechar antes del 10 de diciembre, vigilar permanentemente los predios y aplicar el último riego de auxilio antes del 30 de agosto.

Erradicar malezas, defoliar, así como eliminar y quemar plantas infestadas, pero, sobre todo, desvarar y barbechar antes del 31 de diciembre, inmediatamente después de concluida la cosecha, son las labores profilácticas de mayor impacto en la prevención y diseminación de esta plaga.

Avendaño Ruíz concluyó que, al realizar las actividades mencionadas, se asegura que los productos primarios continúen cumpliendo con los más altos estándares de sanidad, siendo este un gran compromiso del Gobierno del Estado.