Un accidente entre al menos dos vehículos, uno de los cuales era un camión cisterna con materiales inflamables, provocó este lunes una gran explosión y una enorme bola de fuego en la autopista A-14 Bolonia-Taranto, cerca del aeropuerto de Bolonia, en el norte de Italia. Los servicios de emergencia y los medios locales informan que al menos dos personas murieron y 67 resultaron heridas, 14 de las cuales se encuentran en estado grave. Una de las víctimas podría ser el conductor del camión.

La explosión, registrada a las 14:00 horas (hora local), afectó a los diferentes automóviles que circulaban por la zona así como a los vehículos de dos concesionarios de la Fiat y Peugeot que se encontraban estacionados bajo el puente donde se produjo el accidente, que quedó parcialmente destruido. Esto produjo una serie de explosiones en cadena de automóviles. Algunos de los trabajadores de estos concesionarios se encuentran entre los heridos, según informó el periódico italiano Il Resto del Carlino.

Fuentes del Servicio Sanitario Regional de Emilia Romagna (AUSL) precisaron que por el momento se ha atendido a un total de 67 personas con quemaduras de primer, segundo y tercer grado. Algunas de las otras personas heridas recibieron el impacto de los cristales de las ventanas de los edificios cercanos a la explosión, según afirma Sky TG24. Todos los heridos han sido trasladados a centros hospitalarios cercanos.

Los bomberos muestran en sus redes sociales la gran virulencia de la explosión, que ha provocado un enorme socavón en la calzada y el derrumbe de un paso elevado de la autovía.

El camión cisterna transportaba probablemente Gas Licuado de Petróleo, según afirmó un ingeniero y coordinador del servicio de emergencias del cuerpo de bomberos de Emilia-Romagna. “La onda (expansiva) ha sido muy violenta”, ha remarcado. Las llamas subieron muy alto formando una gran bola de fuego pero fue controlado por los bomberos con rapidez.