Los rescatistas lograron evacuar a los 12 niños y al entrenador que se encontraban atrapados en una cueva en Tailandia desde hace dos semanas por lluvias torrenciales.

Cuatro niños habían salido el lunes y otros cuatro el domingo. Los doce “jabalíes” (como se conoce a los niños) y su entrenador están a salvo, apuntó la Marina en un mensaje publicado en Facebook. Los 13 permanecerán al menos una semana en el hospital provincial de Chiang Rai para someterse a un completo chequeo médico.

El grupo quedó atrapado en la gruta el 23 de junio y fue hallado el día 2 de julio tras nueve jornadas de intensa búsqueda.

Un equipo de expertos buzos extranjeros flanqueados por comandos de la marina tailandesa llevaron a cabo las operaciones que fueron meticulosamente planificadas. Entre los túneles inundados y los estrechos pasadizos por los que hay que deslizarse, el recorrido estaba lleno de dificultades.

Desde el domingo los socorristas iniciaron el operativo para sacar a los integrantes del club de fútbol “Jabalíes Salvajes” bloqueados en la cueva por la lluvia que inundó las galerías de acceso. Su rescate puso fin a un complejo operativo que atrapó la atención del mundo entero, desencadenó masivas jornadas de oración en Tailandia y contó con la colaboración de buzos experimentados de varios países.

Los primeros ocho niños -cuatro rescatados el domingo y cuatro el lunes- extraídos de la cueva por un equipo de experimentados buzos extranjeros flanqueados por miembros de la marina tailandesa se encuentran en “buen estado” de salud, indicaron las autoridades.

Los primeros niños rescatados fueron sometidos a radiologías y análisis de sangre. Dos de ellos, que mostraban síntomas de neumonía, recibieron antibióticos y se encuentran en un “estado normal”, dijo el responsable, que indicó que todos permanecerán en observación en el hospital durante una semana.

Famosos, pero no pueden ir al Mundial
Los niños recibieron mensajes de apoyo de celebridades de lo más diverso, desde el presidente estadounidense, Donald Trump, hasta el gurú de la tecnología Elon Musk, pasando por el astro argentino del fútbol Lionel Messi.

La mala noticia para los niños rescatados es que finalmente no podrán asistir a la final del Mundial de fútbol en Rusia el 15 de junio, invitados por la FIFA, anunció el martes el cuerpo médico que los atiende.

El presidente de la Federación internacional de fútbol, Gianni Infantino, había invitado a los niños a asistir a la final del Mundial el 15 de julio en Moscú, en una carta hecha pública el 6 de julio.

“Si, como todos deseamos, se reencuentran con sus familias en los próximos días y su salud les permite hacer el viaje, la FIFA estaría encantada en invitarles a ver la final del Mundial-2018”, escribió Infantino en la carta dirigida al presidente de la Federación Tailandesa de Fútbol.

“No pueden ir, deben permanecer en el hospital durante un tiempo”, declaró Thongchai Lertwilairatanapong, alto responsable del ministerio de Sanidad tailandés, en una primera conferencia de prensa en la que dio pormenores sobre la salud de los niños.

“Es probable que la vean por televisión”, agregó ante la prensa en el hospital de Chiang Rai.

Ocho jóvenes se encuentran en cuarentena en el hospital, a la espera de ver si contrajeron infecciones. Dos tienen síntomas de pulmonía. Todos usan anteojos para el sol para acostumbrarse a la luz del día.