Con la finalidad de mejorar las condiciones sanitarias de la producción de algodón en el valle de Mexicali, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (SEDAGRO) se reunió con empresas despepitadoras para abordar temas referentes a las labores profilácticas al concluir la cosecha del cultivo.

El titular de la SEDAGRO en Baja California, Manuel Valladolid Seamanduras, dijo que dicha reunión es resultado del seguimiento a la problemática presentada en el algodón, cuyos resultados se validan y analizan en el Consejo Consultivo Agrícola, donde participan distintas instancias gubernamentales así como expertos en el tema agroalimentario.

El tema abordado en esta ocasión fue el impacto de la plaga del piojo harinoso presente en el algodón cultivado en el valle de Mexicali, que fue identificado por primera vez en el 2011, con 0.1 por ciento de infestación, alcanzando el 21 por ciento en este ciclo 2018, equivalente a 6 mil 990 hectáreas.

Mencionó la importancia de dar a conocer el avance en la infestación de la plaga ante las empresas, toda vez que estas son las dispersoras del crédito a los productores agrícolas del cultivo, y la necesidad de tomar medidas de forma coordinada con las autoridades del sector primario para contener la dispersión del piojo harinoso.

Las recomendaciones que se presentaron a consideración de los representantes del Sistema Producto Algodón y de los industriales despepitadores para el manejo apropiado del piojo harinoso, fueron el uso de variedades de ciclo corto e intermedio, siembras tempranas antes del 31 de marzo, vigilar permanentemente los predios, eliminación de malezas, aplicar el último riego de auxilio antes del 30 de agosto, defoliar, cosechar antes del 10 de diciembre, desvarar y barbechar de inmediato al concluir la cosecha.

Informó que por parte del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), se propuso amparar la expedición del Certificado Fitosanitario Internacional, en la pre cartilla sanitaria fungiendo como un documento soporte del manejo integrado del piojo harinoso que realizan los agricultores en el sitio de producción.

El funcionario estatal concluyó que las medidas tomadas dentro de esta reunión seguirán aplicándose como compromiso del Gobierno del Estado, para asegurar que los productos del sector primario continúen cumpliendo con los más altos estándares de sanidad agroalimentaria.