Con la finalidad de presentar las labores en materia de inspección realizadas en Baja California, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (SEDAGRO) informa sobre las actividades que se realizan en los Puntos de Verificación Interna (PVI) que se encuentran situados en la entidad.

La Directora de Inspección, Sanidad e Inocuidad de la SEDAGRO, Belem Avendaño Ruíz, dijo que los PVI inspeccionan cargamentos ganaderos, de productos y subproductos de origen agroalimentario, con el objetivo de garantizar tanto a los productores como a los consumidores finales, que lo adquirido cumple con las normas agroalimentarias correspondientes.

A la fecha, en Baja California se cuenta con cuatro PVI con acreditación federal como son Miguel Alemán, San Matías, Santo Tomás y Paralelo 28, encargados de regular y verificar los embarques introducidos al Estado; de igual manera, está el PVI kilómetro 57 y PVI San Quintín, quienes se encargan de la movilización interna de los productos por los distintos municipios.

Mencionó que en 2016 se acreditó al personal de inspección como Oficiales Estatales para llevar a cabo actos de autoridad, y a partir de 2018, se estableció un programa de capacitación en estandares de competencia EC0819, Inspección Sanitaria de Productos Materiales Agroalimentarios Movilizados, cumpliendo así con los lineamientos que marca el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA).

Anualmente se inspeccionan aproximadamente 290 mil toneladas de productos y subproductos de origen animal, para verificar la legal propiedad y las condiciones zoosanitarias de las mismas; así mismo se inspeccionaron 330 mil cabezas de ganado introducidas a la entidad, comprobando que cumplan con los requisitos establecidos en las Normas Oficiales Mexicanas, para evitar la introducción de plagas o enfermedades que dañen los estatus zoosanitarios alcanzados.

Entre las inspecciones llevadas a cabo en los PVI, se revisa el origen de los embarques de productos agropecuarios, para cerciorarse que no provengan de zonas con restricciones a la movilización de la producción, por tener estatus sanitario menor o plagas y enfermedades de interés cuarentenario no presentes en el Estado, de acuerdo a las normas correspondientes y de esta manera mantener los estatus zoosanitarios alcanzados.

Informó que también se realizan inspecciones en comercios de la localidad, verificando el origen de productos y subproductos que se expenden, a fin de coincidir con la legal propiedad de los productos y de las condiciones higiénicas en los expendios al consumidor.

Gracias a todo este trabajo desempeñado por la Dirección de la SEDAGRO, se asegura la salud de los consumidores bajacalifornianos, así como otras acciones que inciden en la rentabilidad del productor pecuario como la reciente aprobación por parte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), para cruzar ganado bovino en pie por San Luis Río Colorado, Sonora, a los Estados Unidos.

Avendaño Ruíz, reconoce la importancia del trabajo realizado por los inspectores de Baja California, y su compromiso con el sector agroalimentario para que la ciudadanía tenga en su mesa la mejor calidad de productos y subproductos de origen animal.