TOKIO.- Japón subió este miércoles el nivel de advertencia volcánica a 4 de 5, el segundo nivel más alto, en una isla del sur, obligando a los residentes a prepararse para la evacuación, aunque aún no se detectó una erupción real en el pico.

La Agencia Meteorológica de Japón dijo que los terremotos volcánicos y las emisiones de azufre habían aumentado en un volcán en la isla Kuchinoerabujima, situada aproximadamente a mil kilómetros al suroeste de Tokio.

La montaña hizo erupción explosiva hace tres años, enviando cenizas y humo a miles de metros hacia el cielo y liberando flujos piroclásticos potencialmente mortales, flujos de cenizas y gases supercalentados que alcanzaron el mar.

En ese momento, toda la población de la isla fue evacuada pero finalmente regresó. Actualmente viven alrededor de 100 personas.

Japón tiene 110 volcanes activos y monitorea 47 constantemente.

El evento más grave del país en los últimos casi 90 años fue cuando 63 personas murieron en la erupción volcánica del Monte Ontake en septiembre de 2014.

En enero, un miembro del ejército de Japón murió alcanzado por las rocas de una erupción volcánica que llovieron sobre los esquiadores en un centro turístico de montaña central.