Los primeros agraristas en el Valle de Mexicali

El prestigiado periodista don José Castanedo vivió con pasión los años en que el Valle de Mexicali iniciaba su desarrollo productivo, desde su trinchera periodística observó la manera vigorosa en que Mexicali emprendía su ruta hacia el progreso.

En un artículo del autor citado correspondiente a enero de 1953 se refiere a algunos precursores del Movimiento Agrario en el Valle de Mexicali, el cual tenía como objetivo entregar tierras a campesinos mexicanos, tierras ocupadas por compañías extranjeras favorecidas durante el prolongado régimen de Porfirio Díaz.

Don José Castanedo se refiere a los señores Miguel Vildosola y Teófilo Echeverría, de origen sonorense. Echeverría llega a Mexicali el año de 1912 con la intención de obtener terrenos agrícolas, aparte de su interés personal pretende que familias mexicanas obtengan parcelas propias, sin embargo, el acaparamiento total de tierras mexicalenses que ejercía la Colorado River Land Company le impidió cumplir sus objetivos.

Mediante demandas y disputas jurídicas interpuestas por el abogado Dionisio Lacarra el Sr. Echeverría pretendió que las autoridades gubernamentales favorecieran a campesinos mexicanos solicitantes de tierras, pero la situación se mantuvo inalterable, los extranjeros eran dueños de las tierras y los campesinos mexicanos solo podían aspirar a ser jornaleros o aparceros mal retribuidos.

La situación cambia con el arribo a Mexicali del Coronel Villista Marcelino Magaña Mejía, originario de La Barca, Jalisco, este miembro destacado de Los Dorados de Villa solicita tierras al Gobierno de Baja California, al no obtener una respuesta positiva Magaña Mejía decide invadir tierras (año 1922) y realizar un reparto de parcelas a campesinos mexicanos.

El famoso Rancho Lee fue uno de los afectados al igual que los terrenos propiedad del italo norteamericano Víctor Caruso. Magaña Mejía sufrió varios atentados por parte de la Policía Montada, su valor como Dorado de Villa le permitió continuar con su audacia de otorgar tierras mexicanas a campesinos mexicanos.

Otra decisión del Coronel Marcelino Magaña Mejía fue la de convertirse en Diputado Federal representante de Baja California, el año de 1926 fue postulado por residentes del Valle de Mexicali, desde luego que el aparato oficialista colocó en esa posición al Coronel José María Tapia.

Ese mismo año (1926) se gestó un movimiento contrario al régimen del Presidente Plutarco Elías Calles.

En Tijuana el Gral. Enrique Estrada y en Mexicali Magaña Mejía intentarían llevar a cabo ataques armados sorpresivos, los cuales serían la señal para varios militares en diferentes regiones del país.
Esta confabulación fracasó de manera total pues las autoridades norteamericanas detectaron el plan subversivo, el cual se había planeado en Los Angeles, California.

Magaña Mejía fue recluido en varios centros penitenciarios de EUA, al salir de prisión fue obligado al exilio por las autoridades mexicanas. Este precursor del agrarismo cachanilla falleció en San José, California el año de 1930.
José Castanedo concluye su artículo con un reconocimiento a los Gobernadores Esteban Cantú Jiménez y Abelardo L. Rodríguez, quienes crearon en el Valle de Mexicali las primeras Colonias Agrícolas con familias mexicanas.
Archivo Histórico del Municipio de Mexicali. IMACUM.