Este miércoles Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se convirtió oficialmente en el presidente electo de México.

A más de un mes de las elecciones del 1 de julio, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) otorgó la constancia de mayoría de votos a favor de López Obrador que lo legitima como presidente electo.

De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral, AMLO ganó la contienda presidencial con 53.19% de los votos.

Es decir, 30 millones 113 mil 483 mexicanos emitieron su sufragio a favor del político tabasqueño, el mayor número de votos que un candidato ha recibido en la historia de las elecciones en México.

Tras recibir la constancia que lo acredita como presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador reiteró su convicción de cumplir a la ciudadanía y que “ninguna tentación me quitará la autenticidad ni desviará mi camino por la búsqueda del humanismo y la fraternidad”.

Durante su mensaje posterior a recibir su constancia por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el político tabasqueño destacó que trabajará por el bien del país y con respeto a los otros poderes de la federación.

No le voy a fallar a los ciudadanos y habré de ser fiel al interés, voluntad y del único que manda en el país: el pueblo de México. En mi carácter de titular del Ejecutivo federal, actuaré con rectitud y respeto a las potestades y soberanía de los otros poderes constituidos”, aseveró.

Sobre este último punto, aseguró que respetará las decisiones y la soberanía de los poderes, por lo que no “entrometerá en las resoluciones” que a éstos les competen.

“En el nuevo gobierno, el presidente no tendrá palomas mensajeras, ni halcones amenazantes; el Ejecutivo no será más el poder de los poderes, ni buscará someter a otros. Cada quien actuará en el ámbito de su competencia y la suma de los trabajos fortalecerá la república y el Estado democrático de derecho”, afirmó durante la sesión solemne.

Lóepz Obrador, quien obtuvo 53.19 por ciento de los sufragios emitidos el pasado 1 de julio, destacó la participación de los ciudadanos en el proceso electoral, quienes “por un gobierno honrado y justo”.

Esto, consideró, debido a que la sociedad está harta de la deshonestidad, el influyentísimo, la corrupción y la impunidad que permean en el país, motivos por los cuales buscaron un cambio para el país con su plataforma política.

“Votaron también para poner fin a las imposiciones y a los fraudes electorales; quieren castigo por igual para políticos corruptos o delincuentes comunes”, afirmó

De esta manera, el 1 de diciembre López Obrador rendirá protesta como presidente de México en el Congreso de la Unión.