Por Jorge Morán

Desde su llegada a Baja California, más de 200 centroamericanos pertenecientes a la caravana migrante han sido puestos a disposición del Instituto Nacional de Migración (INAMI) para su deportación.

El delegado del INAMI en Mexicali, Luis Humberto López Torres-Coto, informó que próximamente comenzarán a implementar operativos a través del Grupo Beta en los distintos albergues del municipio para ofrecer a la población migrante el retorno asistido a sus países de origen.

De la misma manera se ha buscado incrementar el flujo de autobuses del INAMI en el estado con la intención de agilizar el traslado de los centroamericanos a la estación migratoria que se encuentra en la Ciudad de México para posteriormente ser regresados.

Actualmente 17 personas se encuentran en la estación migratoria de Mexicali en espera de ser deportados. Mientras tanto, derivado de los hechos ocurridos el pasado domingo en la ciudad de Tijuana, 40 personas fueron detenidas y de ellas 24 fueron puestas a disposición del Instituto para ser enviadas de vuelta a sus países.