CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).– Ante la proclamación del líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, México mantendrá relaciones diplomáticas con el gobierno de Nicolás Maduro, señaló el vocero de la presidencia de México, Jesús Ramírez Cuevas.

“(México) mantendrá una relación con el gobierno legítimamente electo que encabeza Nicolás Maduro”, expresó en entrevista con Milenio, donde dijo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador mantendrá su postura de no intervención y la resolución pacífica de las controversias internas.

La postura de México se da, mientras Estados Unidos, Canadá, Paraguay, Colombia, Brasil, Chile, Argentina, Guatemala, Costa Rica y Ecuador han reconocido como mandatario al líder opositor como presidente interino.

Minutos después, el vocero publicó en sus redes sociales que el gobierno mexicano analiza la situación en Venezuela y reiteró que hasta el momento no habría ningún cambio en su relación.

En la entrevista con la televisora, señaló que la postura es demandar un diálogo entre las partes en el caso del conflicto interno de Venezuela.

“Nuestro llamado es al diálogo y a las salidas democráticas y de acuerdo a la Constitución de Venezuela”, afirmó.

Maduro asumió el pasado 10 de enero un nuevo mandato como presidente, en medio de protestas de la oposición de su país que señalan como responsable a Maduro y su gobierno de la crisis política y económica de Venezuela que ha obligado a 2.3 millones de personas a abandonar el país desde 2015, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Días antes de la toma de protesta, México rechazó firmar la declaración del Grupo de Lima –que integra a 13 países de América Latina– en la que no reconocieron el nuevo mandato de Maduro, argumentando que la elección del año pasado fue “ilegítima”.

No obstante, al acto protocolario no acudió el Ejecutivo mexicano, ni se mandó a representante desde México. A la ceremonia, asistió el encargado de negocios de la embajada de México en Venezuela, Juan Manuel Nungaray. En su discurso de toma de protesta, el mandatario venezolano exclamó “Viva México”.

Maduro sí asistió el pasado 1 de diciembre a la comida que ofreció López Obrador en Palacio Nacional, luego de tomar protesta como presidente de México.

En tanto que el presidente de Bolivia, Evo Morales expresó su solidaridad con su par Nicolás Maduro, al señalar que “las garras del imperialismo buscan nuevamente herir de muerte la democracia y autodeterminación de los pueblos de Sudamérica”.

Este miércoles, el presidente estadounidense, Donald Trump, el paraguayo Mario Abdo, de Brasil Jair Bolsonaro, de Colombia Iván Duque, así como el presidente de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunciaron su apoyo a Guaidó en conferencia de prensa.

“En su papel como la única rama legítima del gobierno debidamente elegido por el pueblo venezolano, la Asamblea Nacional invocó la Constitución del país para declarar ilegítimo a Nicolás Maduro y, por lo tanto, declaró vacante la oficina de la presidencia. El pueblo de Venezuela se ha pronunciado con valentía contra Maduro y su régimen, y demandado libertad y estado de derecho”, indicó Trump.

En respuesta Maduro decidió romper relaciones diplomáticas con el gobierno estadodunidense y le dio 72 horas a los representantes de ese país en Venezuela para dejar el país.