Como una imposición de la actual dirigencia nacional, calificaron los senadores Héctor Larios y Jorge Luis Lavalle el nombramiento de Damián Zepeda como coordinador de la bancada del PAN en el Senado.

“El nombramiento de los coordinadores en el Congreso es un claroscuro. Romero Hicks para dirigir diputados era uno de los mejor evaluados, además de pertenecer al grupo del estado que ganó el mayor número de posiciones, pero el nombramiento de Damián Zepeda es una imposición”, dijo Héctor Larios.

“Esta decisión hace ver que el grupo que tiene ahorita el control del partido tiene una percepción patrimonialista del partido, creen que es para servirse ellos y no para servir a las causas del país, y eso es detestable”, agregó.

En tanto, el senador Jorge Luis Lavalle apuntó que “el nombramiento de Damián Zepeda es una autoimposición; nos da la razón y queda claro que ese grupo de Ricardo Anaya tiene secuestrado al partido. Es absurdo y ridículo que ahora Damián Zepeda se haya impuesto. Ha demostrado ser un personaje mediocre, gris y el resultado será una coordinación sin liderazgo y mediocre”.

Dijo, en contraparte, que Romero Hicks es una persona con una larguísima trayectoria que ha defendido los valores del PAN. “Esto es el día y la noche”, apuntó.

La tarde del pasado sábado, el PAN informó en un comunicado la designación de ambos coordinadores como una decisión de Marcelo Torres, presidente en funciones. Sin embargo, nunca se informó en qué momento Damián Zepeda pidió licencia al cargo; fue hasta ayer, en conferencia, que el mismo Zepeda aclaró que dejó el cargo el mismo sábado por la mañana.

“Todo lo hacen en lo oscurito”, reprochó el senador Larios.

Recordó que “si nos remontamos 30 años atrás, en todos los casos los coordinadores fueron nombrados dentro de las plenarias; ahora tienen que hacerlo en lo oscurito porque saben que es un tema absolutamente vergonzante”.

Larios Córdova señaló que contrario a lo que pudiera pensarse, de que esta decisión fortalece la candidatura de Marko Cortés como aspirante a la dirigencia del partido, “pasa exactamente al revés, pues el concepto de continuar exactamente con lo mismo creo que nos asusta a todos los panistas. Creo que hay un reclamo nacional en el partido porque no exista continuidad”.

Lavalle aclaró que “es absurdo y ridículo que Damián Zepeda se haya autoimpuesto, cuando hace cinco días había jurado y perjurado que no se iba a autoimponer, entonces están destrozando al PAN.

“Parece que no aprendieron la lección y no entienden que la ciudadanía simplemente no cree en ellos y se siguen imponiendo en puestos y siguen jugando con el partido como si fuera de su propiedad.

“Y por supuesto que esto nos lleva al otro intento de imponer a Marko Cortés en la dirigencia del partido. Siguen las mismas prácticas antidemocráticas y están terminando de despedazar al PAN”, insistió.

Tras la nominación de Zepeda, varios panistas reaccionaron en redes sociales. El senador con licencia Roberto Gil, escribió: “Ni consulta ni anuncio con foto ni razones ni algarabía ni dignidad”.

Mirelle Montes Agredano, quien aspira la dirección del PAN, dijo: “Ayer por la noche se confirmó una vez más la vocación autoritaria y abusiva de la actual dirigencia de Acción Nacional. A Damián Zepeda no le bastó autodesignarse en la lista de plurinominales al Senado, pues ahora usando la misma estrategia de solicitar licencia también decide autonombrarse coordinador parlamentario”.