Tu portal de

Noticias en Línea

Mexicali BC:

Noticias
de Ultimo Momento

Ante la delincuencia en la Semana Mayor


Por Eduardo Navarro González

En la antesala de la Semana Mayor, los mexicanos que pueden y tienen recursos para ello están frente a la disyuntiva de gastar para distraerse de la rutina casera y laboral o posponer el descanso para evitar el “zangoloteo” de personas en los centros turísticos, mientras que los menos se apartan de paseos, festejos y demás para dedicarse, como premisa de la tradición religiosa católica, a recordar y vivir con intensidad la pasión, muerte y resurrección de Jesús y con ello reconfortarse espiritualmente.

En cualquiera de esas opciones, desafortunadamente, permea del riesgo que representa la delincuencia mayor (no organizada) y menor…

En particular esta última, que  es la que más daño causa a la sociedad en su conjunto, sin subestimar la pérdida de vidas como saldo de la confrontación entre narcotraficantes, por supuesto. Esto porque el robo, asalto y otros delitos en que incurren esos “menos” de “poca monta” suelen quedarse en un espacio de impunidad para las víctimas, es decir, muy difícilmente tienen capacidad para atender la reparación del daño.

Por eso, la disyuntiva de los aspirantes a viajeros en la Semana Mayor, porque a donde vayan o en sus domicilios y empresas el riesgo esta omnipresente y para ello no quedan más que dos alternativas:

Primero, si viaja, asegúrese de tener aliados que vigilen sus bienes (casa, empresa, auto) y a donde viaje, asegúrese de más, no se distraiga y le gane el jolgorio porque en segundos esos delincuentes menores pueden dejarlo sin medios para regresar al hogar…y

Segundo, si se queda en casa y/o a trabajar, también no se confíe. Los asaltantes han perdido toda razón y medida, más cuando andan drogados; atacan  a domicilio cuando más relajadas e indefensas están sus víctimas y recuerde, los ataques ya también ocurren a familias enteras en su hogar, a punta de pistola o arma blanca y por si fuera poco, también hay que estar atentos cuando se va a subir a su auto o en tránsito ya sea porque le bajaron una llanta, la poncharon descaradamente o le persiguen para “chocarle” en despoblado y ahí cometer el ilícito.

Son pues, muy conocidos, los modus operandi de los delincuentes, de manera que autoprotèjase, no se desgaste repartiendo culpas por la inseguridad porque alrededor nuestro, hay que recordar, hay servidores públicos que arriesgan su existencia para cumplir su alta responsabilidad, como también hay otros que se corrompen y que esperamos pronto se les aplique la ley...

...Y procure, con su inteligencia y propios medios, optimizar la seguridad de su integridad y bienes en tanto la mayoría de los ciudadanos, por otra parte, aprenden también a respetar leyes y normas que nos rigen y promueven en serio y con energía en familia, la práctica de una vida alejada de lo ilícito porque los delincuentes, hay que reconocerlo, no son extraterrestres que nos invadieron sino que surgieron de una sociedad o de algún hogar que por acción u omisión fue permisiva y tolerante de más en prácticas ilícitas. ¿Usted que opina?

Fecha de publicación: 10-04-2017


Comentarios:


Otras noticias:

<