Tu portal de

Noticias en Línea

Mexicali BC:

Noticias
de Ultimo Momento

El mejor papá…


Por Eduardo Navarro González

Mañana domingo muchos mexicanos festejarán el Día del Padre lo tengan o no presente…se haya adelantado en el camino de la vida o esté enfermo y con ello patentizarles, los hijos, esposas y seres queridos, su gratitud por lo que es y significa en su vida la imagen paternal…

Qué bueno que así sea y ojalá que muchos padres tengan la felicidad de ser recordados, amados y chiqueados luego de incontables preocupaciones y trabajo para sacar adelante a la familia y, si se puede, ser ejemplo en valores y principios, esos que impiden a la gente (niños, jóvenes, adultos y ancianos) ser tentados por los antivalores que representan las actividades ilícitas…

Habrá, seguramente, muchos papás olvidados, abandonados a su suerte en tumba o en asilos, en la calle mendigando y otros quizá enfermos en casa pero igual, ignorados y dejados a su suerte e imposibilitados de valerse por sí mismos pero eso sí, entremezclados con descendientes que ahora disfrutan casa y otros satisfactores que tanto costó al papá…ahora postrado. O peor, los que dicen amar a sus hijos pero que solo les surten riquezas, bienes...en fin.

Este domingo habrá padres que rían, otros que lloren y no pocos que callen sumisos y aturdidos por una generación que, como nunca antes, produjo descendientes extraordinariamente desagradecidos, léperos y…mantenidos ante la figura paternal, como también habrá padres ajenos a la vida de sus hijos, a los que abandonaron desde antes de nacer y que de poco les sirvió hasta el apellido…

En fin,  en el Día del Padre habrá de todo pero lo que no puede faltar, para el buen padre, es reunir a la familia y recordarles la trascendencia de la responsabilidad social que tiene un ser humano ante su vida y la de los demás.

Es momento propicio este domingo --ante los retos que vivimos como sociedad--,  que en una pequeña pausa de las reuniones la figura paternal, como antaño, llame a los suyos a corregirse si algo indebido andan haciendo, a multiplicar esfuerzos si lo que hacen es positivo ya procurar, en todo sentido, verticalidad y verdad en la conducta de todos y cada uno de los miembros de la familia.

A no dar por hecho, en valores entendidos de la convivencia diaria, que los nuestros –todos--, están y andan bien, ni tampoco a presumir que algunos pudieran “andar mal”, sino ser consecuentes en la necesidad de que en el día a día hay que reafirmar, en familia, la importancia de contribuir todos, con hechos y dichos, en nuestro mejor desempeño como seres humanos…

…Porque en los papás está el quehacer vigilante y permanente de la conducta de sus hijos para que cumplan su responsabilidad social para su bienestar y de quienes les rodean. Sólo así podríamos, en algún momento, crecer como familia y sociedad, porque de otra manera, ahí están, rodeándonos a la mayoría, una minoría de personas que en algún momento de su vida fueron dejadas a su libre albedrío y se convirtieron, desgraciadamente, en una amenaza familiar y social. ¿Usted qué opina?

Fecha de publicación: 17-06-2017


Comentarios:


Otras noticias:

<