Tu portal de

Noticias en Línea

Mexicali BC:

Noticias
de Ultimo Momento

La Espiga de Neón/ Por Óscar Hernández Valenzuela


La creación de la Zona Libre para Baja California

A principios del año 1930 el Territorio Norte de Baja California era una región escasamente poblada, aislada del resto del país, sin vías de comunicación modernas, las ciudades principales Mexicali y Tijuana carecían de mercancías básicas y de insumos para las precarias industrias locales. Los residentes de Mexicali y Tijuana se veían en la necesidad de realizar el llamado “contrabando hormiga”: cruzaban la frontera con EUA y adquirían alimentos, ropa, calzado, enseres domésticos, productos que introducían al país de manera ilegal debido a las restricciones aduanales impuestas desde el centro del poder político.

Ante esta situación los comerciantes organizados de Tijuana   organizados en la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) encabezados por Enrique Aldrete, Miguel González y Miguel Calette acudieron a Mexicali para entrevistarse con el Gobernador, Gral. José María Tapia, y exponerle su propuesta de crear para Baja California una concesión especial que pudiera ser: tarifas fiscales diferenciales, perímetros libres o bien una Zona Libre, mediante la cual la población pudiera importar del vecino país productos y mercancías que mejoraran sus  condiciones de vida.

Contando con el apoyo del Gobernador el siguiente paso fue integrar una Comisión para acudir a la Ciudad de México y conseguir una entrevista con el Presidente de la República, Ing. Pascual Ortiz Rubio.

La Comisión de Comerciantes Bajacalifornianos quedó integrada por Miguel González, Manuel Inzunza y Miguel Calette de Tijuana, Ricardo Romero y Luis Beltrán de Ensenada, José María Hernández y Bill Allenson de Mexicali.

El 30 de marzo de 1930 salió el grupo y en pocos días fueron recibidos en Palacio Nacional por el Presidente Ortiz Rubio. De manera inmediata las peticiones del Comercio Organizado de B.C. fueron bien recibidas, Ortiz Rubio envió a los bajacalifornianos con el “Hombre Fuerte de México”, Plutarco Elías Calles, quien los atendió en su Hacienda “Las Palomas”. Elías Calles sugirió una plática con el Ministro de Hacienda, Luis Montes de Oca, quien observó una merma en los ingresos fiscales por concepto de impuestos aduanales recaudados por las Aduanas Fronterizas del Territorio Norte de B.C.

El siguiente paso fue buscar al Secretario de Gobernación, Emilio Portes Gil, quien entendió los beneficios para la población derivados de las franquicias aduanales solicitadas para B.C.

El planteamiento era claro: se trataba de estimular la creación de industrias, la ampliación de negocios comerciales, financieros y agrícolas, además con la libre importación de artículos esenciales para la población se elevaría la calidad de vida en Mexicali, Tijuana y Ensenada.

Todas estas demandas debieron esperar tres años hasta el arribo a la Presidencia de la República del Gral. Abelardo L. Rodríguez, quien aprobó la creación de los primeros Perímetros Libres Fronterizos para Tijuana y Mexicali.

Durante estas gestiones fue decisiva la presencia de don Miguel González, Fundador y Gerente de la Cervecería de Mexicali, quien apoyó de manera decisiva todo el proceso de creación de la Zona Libre. Las franquicias de libre importación de mercancías significaron para B.C. un gran aporte para su desarrollo económico, social y productivo. Don Miguel Calette Anaya, empresario tijuanense y Diputado Constituyente, fue pieza clave en el éxito de esta iniciativa.

Facebook: Archivo Histórico del Municipio de Mexicali. IMACUM.

Fecha de publicación: 18-06-2017


Comentarios:


Otras noticias:

<