Tu portal de

Noticias en Línea

Mexicali BC:

Noticias
de Ultimo Momento

El desastre que viene…


Por Eduardo Navarro González

La mayoría priista y sus aliados del PVEM, PANAL y PES votaron en la semana que termina a favor de la Ley de Ingresos del gobierno federal para el 2018 y con ello permitir más gasolinazos y una persecución sin tregua de Hacienda contra causantes cautivos, principalmente.

Serán cinco billones 236 mil 375 millones 600 mil pesos lo que el gobierno de Enrique Peña Nieto tiene autorizado disponer hasta el fin de su Mandato con la particularidad de que sus diputados y aliados, con base en absurdos pronósticos del precio del crudo e ingresos fiscales, le conceden alrededor de 43 mil 300 millones de pesos más de lo que originalmente propuso el Presidente en dicha ley…

Y no es todo: los incondicionales también le autorizaron crecer en más de medio millón de millones de pesos el endeudamiento (100 mil millones más de lo que originalmente solicitó Hacienda), sin considerar que la deuda mexicana ya ronda una cifra histórica, los casi diez millones de millones de pesos.

Esto ocurre en el México real enmedio de una crisis existencial de los partidos políticos que ha provocado la multiplicación de “juanitos” con ambición de ocupar puestos de elección popular (de Presidente de México o lo que sea) en las elecciones federales del próximo año en condiciones atípicas en todo sentido, más cuando de manera fulminante la Procuraduría General de la República anuncia el cese del titular de la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), Santiago Nieto Castillo “por faltar al código de ética de la dependencia”, cuando en realidad el ahora exfuncionario reveló que Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, lo presionó para que declarara públicamente su inocencia por presuntos desvíos de Odebrecht al PRI.

Y por si lo anterior fuera poco, también se tiene a miles de mexicanos damnificados por los terremotos y orillados a vivir un viacrucis mientras millones de dólares y pesos donados para apoyarlos se “pierden” en el entuerto teje y maneje gubernamental en el centro y sur del país, sin subestimar a más de la mitad de los mexicanos que viven en pobreza a lo largo y ancho de México.

¿Qué argumentos tendrá el PRI y aliados para justificar su voto por esa ley?, no lo sé, pero sí que en 2018 se avecina un desastre político, económico y social, mientras que Ivonne Ortega, la exgobernadora de Yucatán que aspira a ser candidata del PRI a la Presidencia de México, dijo públicamente: “A los diputados de mi partido el PRI, a los del PVEM, PANAL y PES, insisto en invitarlos: pónganse del lado de la gente, no sigan votando por otro gasolinazo, es una decisión que lastima al pueblo y lo deja sin dinero, sin comida y con menos oportunidades de desarrollo, y a ustedes les marcará en su carrera política”.

Así y sin ser fatalista, lo único que queda al ciudadano común es esperar, pasivo e indefenso, a ver en qué condiciones deja las finanzas de México la administración peñanietista. ¿Usted qué opina?…
 

Fecha de publicación: 23-10-2017


Comentarios:


Otras noticias:

<