Tu portal de

Noticias en Línea

Mexicali BC:

Noticias
de Ultimo Momento

Oriente Medio reacciona con violencia tras postura de Trump sobre Israel


JERUSALÉN.- Mientras manifestantes palestinos quemaron imágenes de Donald Trump y se enfrentaron con el ejército israelí en Cisjordania, el movimiento palestino Hamas llamó hoy a una nueva Intifada (levantamiento) contra la "ocupación y el enemigo sionista".

El anuncio de Hamas, que controla la Franja de Gaza desde 2007, se produjo un día después que el presidente norteamericano, Donald Trump , reconociera a Jerusalén como capital de Israel.

"Instamos a una nueva Intifada contra la ocupación y contra el enemigo sionista y actuamos en consecuencia", dijo el líder político de Hamas, Ismail Haniyeh, en un discurso desde su casa en Gaza, transmitida por Al-Aqsa TV.

"El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel es una declaración de guerra en nuestras fronteras", agregó. "Queremos que el alzamiento dure y continúe para que Trump y la ocupación lamenten esta decisión", dijo Haniyeh.

Los palestinos ya realizaron dos Intifadas contra la ocupación israelí, la primera de 1987 a 1993, cuando se firmaron los acuerdos palestino-israelíes en Oslo, y la más reciente de 2000 a 2005. Se estima que más de 3500 palestinos y más de 1000 israelíes murieron en los disturbios, enfrentamientos y atentados ocurridos durante esas insurrecciones.

Sin embargo, la capacidad de Hamas para atacar es más limitada ahora. Israel impuso un bloqueo sobre la Franja de Gaza y muchos de los seguidores de Hamas en Cisjordania fueron detenidos. Aun así, Hamas posee un gran arsenal de cohetes en Gaza capaces de llegar a muchos lugares en Israel.

En tanto, miles de palestinos chocaron hoy con tropas israelíes en Cisjordania, Jerusalén Este y en la frontera entre Israel y Gaza. Hasta hora hay 114 palestinos heridos por los enfrentamientos, informó el diario Maariv. Las víctimas presentan heridas de armas de fuego, por balas de goma o fueron intoxicados con gases lacrimógenos.

En el pueblo bíblico de Belén, los soldados intentaron dispersar a los manifestantes con cañones hidrantes y gases lacrimógenos. Las manifestaciones presagian una Navidad agitada en la ciudad donde nació Jesús.

En Ramallah, sede del gobierno palestino, cientos de jóvenes que se desprendieron de una manifestación pacífica de unas 3000 personas quemaron gomas y tiraron piedras a soldados israelíes que custodiaban un puesto de control en el norte de la ciudad.

Los palestinos reclaman Jerusalén oriental, anexado por Israel en 1967, para su futura capital, y Washington les había asegurado durante décadas que el asunto sería resuelto en forma negociada.

Además de las protestas, hoy en Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza las oficinas públicas, colegios, comercios y bancos amanecieron cerrados por una orden de huelga.

Fecha de publicación: 07-12-2017


Comentarios:


Otras noticias:

<