Tu portal de

Noticias en Línea

Mexicali BC:

Noticias
de Ultimo Momento

La cuesta de enero


Por Eduardo Navarro González

Vaya inicio de la cuesta de enero para los gastados que ya acabaron con su salario y aguinaldo, los “encharcados” que afrontarán deudas adquiridas a plazos y peor para los que se insertan en etiquetas de pobreza y pobreza extrema…

Todo sube (bienes y servicios) empezando por los energéticos aunque el gobierno federal diga que no hay tal, mientras la inflación comienza a galopar en medio de estériles guerras de papel que poco ayudan a controlar el mercado y, más aún, defender la economía familiar que es ahorita y junto con el rubro de seguridad y de justicia, los temas más importantes para la mayoría de la sociedad.

En fin, cualquiera que sea la causa de esta carrera alcista es mala señal; es un componente más de que las políticas públicas nacionales en materia económica no son útiles a la sociedad ni a la planta productiva que resiente, una y otra vez, sus impactos negativos y los traslada, en automático, al consumidor.

Mira –me decía un ama de casa responsable--, si alguien quiere saber si se recupera el poder adquisitivo de los salarios, es suficiente que vaya al mercado de compras de manera regular y en un trimestre, no más, observará los cambios de precios…siempre para arriba.

Y tiene razón. Ahí en ese acto cotidiano de ir al mandado ocurren los más importantes dramas de la mayoría de las familias mexicanas, mientras otras…muchísimas y contadas por millones, sin siquiera tener la posibilidad de ir de compras al “super”, sino adquirir lo necesario del día si se tiene para ello…

Eso tiene que cambiar, me sentenció el ama de casa al tiempo de recordarme que el próximo primero de julio los mexicanos que desean un cambio tienen que ir a votar para elegir al próximo Presidente de México y, con ello, subrayó, no votar por el menos malo, sino por el candidato que haga propuestas más útiles y viables…

¿Y cómo va a saber esas cualidades?, le pregunté, a lo que respondió: Sencillo, simplemente hay que leer, escuchar y comparar; no se trata de votar el primero de juliio por el menos malo, sino por aquél que haga la propuesta más útil a la mayoría de la sociedad y de eso se están ocupando los analistas, los que a cada rato salen en los foros de televisión escudriñando y jerarquizando la viabilidad de las propuestas políticas de Anaya, del PAN; López, de MORENA y Meade, del PRI (más sus aliados) que son los candidatos presidenciales que tienen posibilidad de pelear por el máximo cargo político en México.

Claro, a esta dama de hogar y familia le gusta estar informada para en su momento decidir por una opción política no tanto por el nombre del candidato o el partido (s) que representa, sino por la viabilidad de la propuesta que ofrezca y que sea finalmente útil a la economía familiar.

Por eso, qué importante es que tod@s tomemos parte en este análisis transaccional de las propuestas y ofertas políticas que nos bombardearán en los próximos meses; qué trascendente será para cada votante tener como parámetro el status adverso que persigue a la clase trabajadora y contrastarlo con otras propuestas…las que sean más útiles, no las menos malas. Así de sencillo para una dama de hogar ajena a la política partidista. Pero ¿Usted qué piensa?.

Fecha de publicación: 08-01-2018


Comentarios:


Otras noticias:

<