Tu portal de

Noticias en Línea

Mexicali BC:

Noticias
de Ultimo Momento

Por primera vez, un sacerdote mexicano es condenado por pederastia


El pasado 8 de marzo, el Juzgado 55 en materia penal de la Ciudad de México sentenció a 63 años de prisión al exsacerdote católico Carlos López Valdés, al ser encontrado culpable de pederastia.

Se trata de la primer sentencia condenatoria contra un cura católico pederasta en la Ciudad de México

En conferencia de prensa, Jesús Romero Colín, víctima y denunciante de violación por parte de López Valdéz, dijo que después de una lucha de más de 10 años, logró que se diera una sentencia al sacerdote que abusó de él cuando era niño.

La defensa del joven mencionó que a pesar de que está sentencia representa un parteaguas para dar seguimiento a los distintos casos de pederastia y abuso de menores por parte de integrantes de la iglesia católica en México, el caso no termina ahí, debido a que la iglesia no ha tomado medidas reales contra los responsables y señalados en el caso, ni ha pedido disculpas públicas a Jesus Romero Colín.

“En esta sentencia se integran los testimonios de dos obispos en funciones, de Jonás Guerrero obispo en Culiacán y de Marcelino Hernández obispo de Colima, pues ambos tuvieron conocimiento de las conductas delictivas del sacerdote pederasta desde antes que Jesús interpusiera la denuncia y simplemente no hicieron nada, no sólo fueron omisos sino incluso cómplices” refirió el abogado Salas.

A pesar que desde el año 2015 la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal había emitido la Recomendación 1/2015 en donde se reconocían todas las violaciones en que había incurrido la Procuraduría capitalina al integrar deficientemente la denuncia de Jesús documentando incluso la forma sesgada en que operaba esa instancia para proteger a la jerarquía católica, fue hasta el mes de agosto de 2016 que se logró consignar judicialmente esa denuncia y obtener una orden de aprehensión para detener a López Valdés en el estado de Morelos.

“Durante todo este tiempo he tenido que enfrentar y superar muchos obstáculos, malos tratos, ofensas, agresiones de todo tipo no sólo aquellas que me provocó el sacerdote sino otras muy diversas por parte de las autoridades y de un sector de la iglesia católica” señaló Jesús Romero, sin embargo, “eso aunque me pesaba y me dolía, jamás impidió que siguiera con mi objetivo claro, el luchar por la justicia en mi caso y por evitar que ese y otros sacerdotes siguieran haciendo más daño a más niños” refirió

Por su parte, la Arquidiócesis Primada de México ratificó su compromiso de “tolerancia cero” en los casos de pederastia, y expresó su plena disponibilidad para colaborar con las autoridades en el cumplimiento de la ley.

El Arzobispado indicó en un comunicado: “ratificamos el dictamen de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y manifestamos nuestra plena disponibilidad para colaborar con las autoridades en procurar la justicia en la sociedad”.

Tras solidarizarse con la víctima y su familia, expresó que “estos comportamientos terribles nos producen dolor y vergüenza, y nos confirman en el compromiso de hacer todo lo necesario para sanar estas situaciones desde la raíz”.

De igual forma, sostuvo que no estará conforme hasta que quede extirpado este mal, y reiteró que “no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores”.

Ratificamos nuestro criterio de actuación de tolerancia cero ante estas situaciones, y de la necesidad de informar, de reconocer el mal y de pedir perdón, puntualizó.

Fecha de publicación: 13-03-2018


Comentarios:


Otras noticias:

<