Tu portal de

Noticias en Línea

Mexicali BC:

Noticias
de Ultimo Momento

Mas vale prevenir que…


Por Eduardo Navarro González

La prensa nacional ha informado de dos relativamente “nuevas” modalidades delictivas que todos, sin excepción, debemos tomar en cuenta…

Se trata de delincuentes que engañan a la gente en la puerta de su casa bajo el señuelo de que van a entregar un arreglo floral, de manera que basta con abrir las puertas para enterarse del “regalito” cuando de momento arriban los cómplices y someten a los presentes para robar cuanto pueden…

Otra modalidad, cruel y mortal, es el secuestro de mujeres que están a punto de dar a luz para despojarlas de su bebé, no por la vía natural, sino asesinándolas de una manera que sobra especificar el modo.

Hay más, muchas más formas en que la delincuencia acecha y ataca a sus víctimas en la calle, en el hogar, en el trabajo, en cualquier parte, razón por la que las autoridades siguen insistiendo en la cultura de la prevención sin descuidar, ciertamente, la siempre riesgosa labor del patrullaje para disuadir la comisión de delitos, la persecución, captura y enjuiciamiento de quienes delinquen.

También y de manera muy valiosa para avanzar en el objetivo común de mejorar la seguridad pública, se están multiplicando y organizando ciudadanos y organismos de la sociedad civil en todo el estado en tareas que tienen que ver con el uso de tecnología y métodos de prevención que no solo impiden la comisión de delitos, sino que ayudan a la identificación y captura de quienes los protagonizan.

Esa dinámica tarea, de estar al tanto de cómo evitar los señuelos y modus operandi de la delincuencia nos hace más fuertes, menos frágiles y, sobretodo, más responsables de nuestro bienestar, seguridad e integridad personal.

No echemos en saco roto los esfuerzos gubernamentales y sociales para sumarnos en lo personal y doméstico en la prevención del delito; la delincuencia, lo sabemos, puede aparecer en cualquier lugar y hora, aquí lo importante es demostrar en el auto, en casa, en el trabajo, en la calle, que no somos presas fáciles y si hay que apurar a las autoridades en su no menos difícil misión de limpiar calles de delincuentes, establezcamos claramente casos concretos, sin generalizar porque una cosa son las instituciones y corporaciones encargadas de seguridad y justicia y otra que algunos de sus operadores por omisión o acción fallen en el cumplimiento de sus facultades y responsabilidades, sin que esto se entienda como una defensa a ultranza del quehacer policiaco…para nada, porque también hay que reconocer que hay mujeres y hombres jefes de familia que salen diariamente a las calles para procurarnos seguridad no obstante a estar en riesgo sus vidas.

…Mire usted, cuando se analizan causas de los delitos de alto o bajo impacto que se conocen o no públicamente, cuando entramos en razón de que algunas “víctimas” transitaron por actividades ilícitas con plena conciencia de los riesgos que eso implica o también cuando por falta de mayor cuidado en nuestras relaciones interpersonales o bienes subestimamos esa omnipresencia delictiva, podemos identificar espacios de oportunidad para desenvolvernos en un ambiente más seguro, cerrándole espacios y oportunidades a delincuentes que, por obvias razones, tienen que afrontar consecuencias legales de tal manera de que el que la hace…que la pague, aunque por ahí también hay un pendiente que puede corregirse si la mayoría legislativa (léase PRI) en el Congreso de la Unión se preocupa y ocupa en reformar el catálogo de delitos del Código Nacional de Procedimientos Penales como lo exige la nación entera.

Fecha de publicación: 09-04-2018


Comentarios:


Otras noticias:

<