Hoy se publicó en el Diario Oficial de la Federación la cancelación de las pensiones de los ex presidentes de México y con ello, la posibilidad que funcionarios públicos cobren más que el mandatario federal.

De acuerdo con Milenio, la minuta que entraría en vigor el día de mañana fue aprobada desde hace nueve años por la Cámara de Senadores; sin embargo, fue “congelada” hasta hace unos meses por el pleno de la Cámara de Diputados.

“Ningún servidor público recibe una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación”, se puede leer en la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Esta nueva ley también será aplicada también a aguinaldos, premios, recompensas y bonos a servidores públicos; por lo que este año las “prestaciones” a los funcionarios públicos podrían ser más bajas.

Esta misma minuta, tipifica el delito de remuneración ilícita a servidores públicos con hasta 14 años de cárcel y una multa aproximada a tres mil días de salario mínimo.