El Tribunal Electoral del Estado de Puebla confirmó el triunfo de la panista Martha Erika Alonso en las elecciones del 1 de julio, lo que constituyó un revés para el candidato de Morena, Miguel Barbosa, quien impugnó el proceso.

Originalmente se dio por ganadora a la panista Martha Erika Alonso, incluso se le entregó la constancia de mayoría que la acreditaba como gobernadora electa, pero los morenistas interpusieron un recurso para pedir la anulación de la elección. El conflicto derivó en la realización de un recuento de votos ante presuntas irregularidades en el proceso, como rebase en tope de gastos de campaña.

El Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) determinó la nulidad de la elección de gobernador en 59 casillas, que representan 17 mil 318 votos, de los cuales 9 mil 127 corresponden a Martha Erika Alonso Hidalgo y 8 mil 311 a Luis Miguel Barbosa Huerta.

En sesión pública este miércoles en la resolución de la impugnación de los comicios que solicitó Morena, PT y Encuentro Social así como Barbosa Huerta, magistrados emitieron la anulación de ese número de casillas.

Lo anterior debido a las irregularidades encontradas en el recuento de la votación de los 26 distritos electorales que ordenó la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), tales como anomalías en el listado nominal y la diferencia de votos entre el primero y segundo lugar.