Un grupo de periodistas, encabezado por Jorge Ramos, fue detenido este lunes en el Palacio de Miraflores en Caracas, mientras entrevistaban a Nicolás Maduro, acusó Univision.

El periodista Daniel Coronell dijo en su cuenta de Twitter que entre los detenidos, además de Ramos, se encontraban María Martínez, Claudia Rendón, Juan Carlos Guzmán, Martín Guzmán y Francisco Urreiztieta.

Una hora después, el jefe de Noticias de la cadena dijo que Ramos y sus compañeros fueron liberados, aunque “los equipos y el material de la entrevista que no le gustó a Nicolás Maduro fueron confiscados”.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, señaló su preocupación por la retención y expuso que un periodista de Univision le comunicó sobre la liberación.

Kimberly Breier, subsecretaria de Estado de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, dijo que ya tiene conocimiento de la retención de Ramos y su equipo y llamó a su liberación inmediata.

“@StateDept ha recibido la noticia de @jorgeramosnews que el periodista y su equipo se encuentran en contra de su voluntad en el Palacio de Miraflores por Nicolas Maduro. Insistimos en su liberación inmediata; el mundo está observando. #Venezuela”, expuso en Twitter Breier.

El Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) exigió la liberación de los periodistas y señaló que están investigando el asunto.

“El CPJ exige la liberación inmediata por parte de las autoridades venezolanas del equipo periodístico de #Univision detenido en el palacio de Miraflores en Caracas. Estamos investigando este incidente. @jorgeramosnews”, tuiteó la organización.

Se robaron mi trabajo: Jorge Ramos

El periodista Jorge Ramos afirmó que se robaron su trabajo, luego de que a él y a sus compañeros les confiscaron equipos y celulares mientras entrevistaban a Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela.

“Se robaron mi trabajo. Mi trabajo es hacer preguntas”, dijo Ramos en entrevista con The Associated Press.

Señaló que Maduro puso fin a la entrevista a tan solo 17 minutos de haber comenzado por haberle mostrado en su iPad un video grabado horas antes, en el que se ve a jóvenes venezolanos comiendo sobrantes de comida de un camión de basura.

El equipo de Univision pudo salir del lugar después de dos horas, pero sin que se les devolvieran sus teléfonos, material periodístico ni cuatro cámaras, dijo Ramos. Indicó que agentes de información les informaron que serían deportados el martes, fecha en que de cualquier forma tenían programado su regreso a Miami.

El gobierno de Venezuela rechazó la versión de Ramos y lo acusó de intentar montar un incidente internacional después de que altos funcionarios del Departamento de Estado y el senador Marco Rubio retransmitieron reportes en redes sociales sobre lo que llamaron la detención de Ramos, al mismo tiempo en que se transmitía una entrevista grabada horas antes con la cadena estadounidense ABC.

Ramos, quien entrevistó en tres ocasiones al mentor de Maduro, Hugo Chávez, dijo que Maduro lo acusó de ponerse del lado de los detractores de su gobierno en la disputa política por el poder que se vive en Venezuela.

Previamente Ramos ya había tenido tensiones a uno de los principales críticos de Maduro: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien hizo que sacaran al periodista de una conferencia de prensa durante las elecciones de 2015, después de que le preguntó sobre sus posturas anti migratorias hacia los mexicanos.