Este martes 18 de septiembre el pleno del Senado avaló la racionalización de gastos y la eliminación de algunas prerrogativas como el seguro de gastos médicos mayores, estímulos económicos, pago de celulares, entre otras.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Rafael Moreno Valle, enfatizó que la aprobación del programa de austeridad incluye la eliminación del seguro de separación individualizado, que ascendía a más de 560 mil pesos, y el complemento del aguinaldo que era un pago de 40 días adicionales a esta prestación.

En el marco de la austeridad, se prevé el retiro del servicio de personal de mando de todos los vehículos oficiales, por lo que se procederá a su enajenación; por consiguiente, se eliminarán las tarjetas de gasolina que se otorgaban a los servidores públicos.

A estas medidas se suma la eliminación de vales de despensa, que entró en vigor desde el 1 de septiembre, con excepción del personal de base y sueldo equivalente, y la suspensión de servicio de telefonía para los funcionarios del Senado.

Además de iniciar con el proceso de reducción de viajes internacionales, se reducirán 50 por ciento las asignaciones a grupos parlamentarios; 30 por ciento los techos presupuestales de apoyos técnicos y se reducirán a 42 las comisiones legislativas. En cuestión de partidas y programas en materia de comunicación social y de publicaciones, la reducción en el presupuesto será de 30 por ciento.

Según el plan de austeridad, promovido por el senador de Morena, Martí Batres, se ahorrarían alrededor de 2 mil millones de pesos para el 2019 respecto al presupuesto 2018.