“Traje ‘tuppers’ a la reunión de mesa directiva, informó el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Martí Batres, al arribar este jueves al pleno.

En entrevista con el diario El Universal, dio a conocer que como parte del acuerdo de austeridad “pedí que no nos pongan desayunos en las reuniones de la mesa directiva”.

Al respecto, informó que llevó arroz con leche y quesadillas de queso Oaxaca “y bueno, así le vamos a hacer”.

Y es que consideró que los legisladores pueden comer durante las reuniones, que duran aproximadamente seis horas, en un espacio adecuado que existe “y comerse unas zanahorias, unos cacahuates, unas nueces”.

Cabe señalar que los mexicanos pagaron en seis años aproximadamente 132 millones de pesos para que los senadores pudieran comer en el pleno, en los órganos de gobierno y en comisiones, de acuerdo con reportes de gastos de la Cámara alta, y que entre 2013 y el primer semestre de este año se erogó la mencionada cantidad para que los legisladores pudieran comer.