Por Eliott Valdez Montaño

Si Nueva Alianza pierde su registro nacional, tal y como se ha contemplado, no podrá participar en las elecciones locales de 2019, debido a que perdió su acreditación local en 2016, confirmó la dirigente estatal del partido en Baja California, Arcelia Galarza Villarino.

En entrevista para la emisión radiofónica de Enlace Informativo, la exdirigente sindical señaló que el PANAL obtuvo en 0.99% de la votación en la elección presidencial, 2.37% en la elección de senadores, y 2.40% en la de diputados, por lo que perderá el registro ya que no obtuvo el 3% de los votos en alguna de las elecciones.

Sin embargo, indicó que la dirigencia nacional impugnará esta decisión, ya que considera que se detectaron irregularidades en el conteo de votos, designación de funcionarios de casilla tras la ausencia de quienes habían sido insaculados, y otras cuestiones que llevarán a los tribunales.

Galarza Villarino reconoció que Nueva Alianza, como muchos otros partidos, sufrieron la consecuencia del voto masivo a favor de Andrés Manuel López Obrador, ya que gente con simpatía hacia el PAN, el PRI, Nueva Alianza, entre otros decidieron elegir a Morena y sus candidatos.

Sobre el hecho de que los maestros hubieran abandonado el partido para apoyar a AMLO, Galarza comentó que esta situación no se dio en Baja California, ya que en comparación a la votación federal anterior, Nueva Alianza recibió 4 mil votos menos que lo obtenido en 2015.