El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este lunes que deshará el nombre del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tras acuerdo comercial con México.

Trump anunció el acuerdo en un evento en la Casa Blanca, con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto uniéndose por conferencia telefónica.

Peña Nieto dijo que espera que Canadá se incorpore pronto en el acuerdo revisado, mientras que Trump dijo que podría hacerse un acuerdo separado con Canadá o incluirlo en un pacto con México.

En tanto, Trump indicó que hablaría con el primer ministro canadiense Justin Trudeau “en un momento” y que esperaba comenzar las negociaciones con él “casi de inmediato”.

En las últimas semanas, ambos países han sostenido varias rondas para resolver las diferencias en torno a la renegociación del TLCAN.

Trump dijo que cambiaría el nombre del TLCAN debido a las malas connotaciones de un acuerdo que ha sido criticado por contribuir al flujo de empleos desde Estados Unidos a México.

Un portavoz de la canciller canadiense, Chrystia Freeland, emitió un comunicado este lunes en el que advirtió sobre sacar conclusiones precipitadas.

“Se requiere la firma de Canadá”, dijo el vocero Adam Austen en un correo electrónico. “Solo firmaremos un nuevo TLCAN que sea bueno para Canadá y bueno para la clase media” y “seguiremos trabajando para lograr un TLCAN modernizado”.

En tanto, el representante comercial de EU, Robert Lighthizer, señaló que es probable que el acuerdo se firme en noviembre y se envíe al Congreso el viernes.

Peña Nieto escribió en Twitter este mismo lunes que habló el domingo con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y le expresó la importancia de la reincorporación de su país al proceso “con la finalidad de concluir una negociación trilateral esta misma semana”.

Un acuerdo entre Estados Unidos y México es el mayor avance en las conversaciones que comenzaron hace un año, salpicado por las reiteradas amenazas de Trump de renunciar por completo.

Importantes avances sobre automóviles y energía se produjeron durante los últimos días de conversaciones bilaterales.

Queda una diferencia para resolver, dijo este lunes el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, a los periodistas este lunes temprano cuando ingresaba a la oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos en Washington, donde se llevan a cabo las negociaciones. Se negó a identificar el problema.

El Financiero