Por Jorge Morán

Baja California es una de las entidades federativas con mayor problema de producción, distribución y consumo de la droga conocida como fentanilo, del cual aún se desconoce su alcance y la afectación concreta que esta representa, señaló el Dr. Héctor Rivera Valenzuela.

Este miércoles en conferencia de prensa, el Subdirector General para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de ISESALUD declaró que el uso del fentanilo en el estado ha sido un problema creciente durante los últimos años y que el mayor número de decomisos se han realizado en Baja California, razón por la que las autoridades estatales de salud ya han sido llamadas por la Fiscalía General de la República (FGR) para participar en las distintas mesas de trabajo.

Si bien descartó que la entidad sea la mayor productora de ésta sustancia en el país, sí reconoció que existen laboratorios clandestinos que se encargan de elaborarla y venderla. Inclusive, indicó, el fentanilo llega a “desaparecer” de las propias unidades de salud.

“Esta no es una droga que se adquiere en una farmacia ¿De dónde procede? Evidentemente del mercado negro, del control de los hospitales donde de repente desaparecen, sin querer algo sucede ahí y alguien la extrae (…) Cuando tu ves un paciente que tiene un dolor que no se le puede quitar con morfina, lógicamente es fácil decir ‘voy a llevarme esto’ y hay gente que no tiene la idea ni la conciencia de lo peligroso que es”, comentó.

Precisó que el fentanilo es un medicamento de uso exclusivo de hospitales donde se practican cirugías, el cual tiene un efecto 15 veces más potente que la morfina para aliviar el dolor y cuya sobredosis puede provocar una parálisis respiratoria.

“El problema es serio, es un problema creciente del cual no tenemos todavía una realidad en términos de cuantos casos hay, que tan profundo es el problema, sin embargo la idea es hacerlo del conocimiento de todo mundo precisamente para darnos cuenta del grave problema que hay”, expresó el doctor.