Migrantes centroamericanos que se encontraban en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración en Mexicali provocaron un motín que derivó en la movilización de fuerzas policíacas y militares.

Cerca de las cuatro de la tarde se reportó un incendio en el interior del punto migratorio localizado en la zona Centro de la Ciudad, en donde 23 centroamericanos, entre ellos tres menores de edad, prendieron fuego a un colchón y causaron daños en las instalaciones.

Elementos del Ejército y el grupo antimotines de la Policía Estatal Preventiva lograron ingresar a las oficinas migratorias para someter a las personas que habían ocasionado los disturbios.

Tras haber sido revisados médicamente, los extranjeros fueron trasladados a las instalaciones del INAMI en la ciudad de Tijuana.

Foto: La Voz de la Frontera