Por Eliott Valdez Montaño

El presidente municipal Gustavo Sánchez Vázquez anunció que este martes se levantaba la alerta roja en San Felipe, tras el paso de la depresión tropical “Rosa” que dejó fuertes precipitaciones e inundaciones en el puerto mexicalense.

En la reunión del Consejo Municipal de Protección Civil, en la que estuvo presente el gobernador Francisco Vega de Lamadrid, el munícipe señaló que a partir de ahora se realizarán las tareas de evaluación de daños y de reconstrucción de vialidades y viviendas afectadas, para lo cual se contará con el apoyo de la Federación, del Estado, así como el Ejército y la Marina.

Así mismo, refirió que las 800 personas que residen a las orillas del arroyo Santa Catarina regresaron a sus hogares después de que fueran evacuadas el lunes por el riesgo de que las fuertes lluvias pudieran desbordar dicho arroyo.

Finalmente, Sánchez Vázquez agradeció el apoyo de las autoridades y de la comunidad que atendió el llamado preventivo realizado por las Direcciones de Protección Civil Estatal y Municipal y que llevaron a que no se registraran pérdidas humanas, y así poder iniciar la recuperación y arreglo de los daños materiales.