Por Jorge Morán

Ante los señalamientos realizados por la aspirante de Morena a la alcaldía de Mexicali, Marina del Pilar Ávila, acusando a sus opositores de preparar un fraude electoral este próximo 2 de junio, los demás candidatos a munícipes concordaron en que se trata de una falta de respeto para la ciudadanía.

Fue al finalizar el foro de “Diálogos y Compromisos con Candidatos a Alcalde” organizado por la COPARMEX en Mexicali, el cual nuevamente contó con la ausencia de la abanderada del partido guinda, cuando los cinco aspirantes a munícipes externaron su opinión sobre el tema:

El candidato del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Sánchez, afirmó que se trata de una falta de respeto a los mexicalenses al considerar que se prestarán para ese tipo de prácticas ilícitas, e inclusive aseguró que dichas declaraciones son “patadas de ahogado” de su contrincante.

“Lo que pasa es que (Marina) no está segura, está muy nerviosa porque sabe que no prende su campaña, no la quieren los mexicalenses”, fue lo que comentó la abanderada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lupita Gutiérrez.

Por su parte Jaime Dávila, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), afirmó tener plena confianza en las instituciones, los organismos electorales y en los ciudadanos que se desempeñarán como representantes y funcionarios de casilla en estas elecciones.

Elvira Luna, aspirante del Partido de Baja California (PBC), concordó en que el hecho de que la candidata de la coalición “anticipe” un fraude, e inclusive se consideré ya ganadora de la contienda, incurre en una falta de respeto a los mexicalenses, pero también en un acto de soberbia. Sin embargo, no descartó la posibilidad de que sí exista compra de votos.

Finalmente, el candidato de Movimiento Ciudadano (MC), Gerardo Aguíñiga, lamentó los señalamientos realizados, pero sobre todo criticó que de nueva cuenta se recurra a la práctica de “decir cosas sin comprobar, sin pruebas, sin fundamentos, pero manchar, enlodar y dañar los procesos”.