El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este miércoles que con el memorándum que firmó el martes para frenar la aplicación de la reforma educativa quiso “mandar un mensaje claro” sobre su compromiso para derogarla.

“Esto no es un asunto jurídico, es un asunto político, se dañó mucho al magisterio con la mal llamada reforma educativa. Quise mandar un mensaje claro para que se conociera nuestra postura porque luego se distorsionan las cosas”, dijo.

El presidente publicó el martes un video en su cuenta de Twitter en el que firmó el documento enviado a las secretarías de Gobernación, Educación Pública y Hacienda.

“Estoy terminando de dictar y ya firmé el memorándum que dirijo a la secretaria de Gobernación, al secretario de Educación y al secretario de Hacienda para detener, dejar sin efecto, las medidas que contempla la mal llamada reforma educativa”, informó.

Puntualizó que el documento se enviaba mientras el Congreso de la Unión resuelve las modificaciones que harán en la Constitución.

“Todo mientras en el Congreso se resuelve lo de la reforma a la Constitución, a las leyes, para garantizar la educación pública, laica, pluricultural, gratuita, de calidad, en todos los niveles escolares”, puntualizó.

Tras la noticia, diputados, senadores y representantes de la sociedad civil criticaron el escrito, al señalar que con ese el mandatario está violando la Constitución.

López Obrador subrayó este miércoles que durante su campaña hizo el compromiso de derogar la reforma educativa, razón por la cual envió dicho documento a las dependencias mencionadas.

“Para que no quede duda, para dejar las cosas en claro, consideré conveniente dictar escribir este memorándum, nada de indefiniciones”, indicó.