El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a la dirigencia y a las bancadas de Morena en el Congreso a evitar una crisis interna, a cuidar el partido y mantener los ideales. Por su parte, garantizó que ni él ni ningún funcionario de su gobierno intervendrán en la elección de dirigencia que, recomendó, puede resolverse con una encuesta.

Este método fue bien recibido por la dirigencia y los legisladores. Se ve como una alternativa para evitar más conflictos.

Nos dijo que debemos cuidar que no le pase a Morena lo que otros partidos, como el PRD, señaló la dirigente del partido, Yeidckol Polevnsky.

En una declaración que fue respaldada con un aplauso por los legisladores y dirigentes, al arranque de la reunión plenaria de las bancadas para definir la agenda legislativa de Morena, el Presidente advirtió: Vamos a participar, a estar pendientes de que nadie del gobierno intervenga, absolutamente nadie. Si alguien lo hace, nosotros mismos lo vamos a denunciar; es un delito grave.

Un día después de señalar que si Morena se echa a perder renunciaría a su militancia, el mandatario les recordó que la fundación de ese instituto político fue la lucha por la transformación de México y los exhortó a mantener ideales y principios, porque –insistió– esa es la única forma de que no haya crisis en el movimiento.

“Cuando no hay ideales, cuando no hay principios, cuando es triunfar a toda costa, sin escrúpulos morales de ninguna índole, cuando es buscar el cargo a como dé lugar, encolarse, cuando es así, los partidos fracasan.

Lo único que es complicado, porque tiene que ver con la condición humana, son las ambiciones legítimas que existen, pero lo único que puede permitir que un partido se mantenga en el tiempo son los ideales; solamente los principios, nada más, insistió.

Por la mañana, al inaugurar la plenaria de los diputados de Morena, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, llamó a la unidad.

Debemos recordar que en ninguna parte del mundo un partido dividido puede ser una opción de gobierno. Hacernos responsables de nuestras acciones es un acto de valentía y por eso debemos mantener la unidad, planteó.

Además, a los asistentes a la reunión a mediodía con el Presidente les quedó claro, indicaron, el mensaje de que no pueden buscar triunfos sin escrúpulos morales.

Fue enérgico en el sentido de cuidar a Morena, que no le ocurra lo que a otros movimientos. Dijo una cosa muy importante: la sobrevivencia del partido depende de mantener los ideales, los principios, señaló el senador Martí Batres al concluir la reunión.

También, Polevnsky, y el coordinador de los diputados, Mario Delgado, explicaron que, en su mensaje, el mandatario resaltó que el sectarismo terminó con otros partidos políticos.

Delgado incluso resaltó que Morena no pude darse el lujo de perder a su principal activo, el Presidente de la República.

Polevnsky sostuvo que el Presidente expresó su cariño por el movimiento, que hay que valorar todo lo que significa y cuidar a Morena. No hay que permitir que le pase lo que a otros partidos. Invitó a todos a cuidarlo y que no por intereses se afecte o lastime a Morena.

Al preguntarle si fue un regaño a los grupos que se disputan la dirigencia, respondió: El Presidente le está mandando el mensaje a los que se están portando mal. A los que se portan mal, que se pongan el saco y se comporten bien. Dentro de lo que a mí me toca, me he apegado estrictamente al estatuto y a los principios del partido.

La vicepresidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna Luna, informó que López Obrador no sólo no dio línea para la renovación de la dirigencia en Morena, sino que dejó claro a los 32 delegados que si intervienen en el proceso de elección, él mismo los denunciará.

Fue muy tajante, muy firme, con voz cariñosa, de compañero, pero finalmente está muy clara la cuestión, añadió.

Con información de www.jornada.com.mx