El presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Rey de España, Felipe VI y al Papa Francisco dos cartas para que los españoles hagan un relato de agravios de la Conquista en México.

“(Queremos) que se pida perdón a los pueblos originarios por las violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos. Hubo matanzas, imposiciones de la llamada Conquista se hizo con la espada y la cruz”, dijo en un video el presidente y su esposa Beatriz Gutiérrez, quienes visitaron las ruinas de Comalcalco.

Explicó que antes de la reconciliación, es necesario pedir perdón. Incluso, adelantó que él va pedir perdón por los atropellos a comunidades indígenas, como los yaquis y mayas.

Se prevé que en el evento de la tarde, el presidente López Obrador ahonde sobre la carta enviada al Rey de España.

López Obrador reveló el contenido de la misiva en Tabasco, donde conmemora los 500 años de la Batalla de Centla, en la que los indígenas mayas chontales fueron derrotados por las tropas de Hernán Cortés.

“Es tiempo ya de decir que vamos a reconciliarnos pero primero pidamos perdón”, dijo el presidente mexicano, quien aseveró que él también se disculpará en nombre del Estado mexicano por “la represión a los pueblos originarios” que hubo tras la independencia del país.

El Gobierno de España lamenta profundamente que se haya hecho pública la carta que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, dirigió al Rey Felipe VI el pasado 1 de marzo, cuyo contenido rechazamos “con toda firmeza”.

El Gobierno considera que “la llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”.

Agrega que “nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria”.

Así mismo, el Gobierno de España “reitera su disposición para trabajar conjuntamente con el Gobierno de México y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros dos países, que nos permita afrontar con una visión compartida los retos futuros”.

Por Francisco Nieto | EFE