Por Francisco Garfias

En la reunión previa de los senadores de Morena, convocada para este jueves a las nueve y media de la mañana, se pondrá a votación la terna de aspirantes a ocupar el lugar que deja en la Corte la jubilada ministra Margarita Luna Ramos.

La que salga triunfadora en ese ejercicio interno se llevará el respaldo de todos los integrantes de la bancada mayoritaria en la Cámara Alta, cuando el pleno decida cuál de las tres mujeres va a la Corte.

Sabemos de buena fuente que la bancada guinda está dividida. Unos quieren a Loretta Ortiz –esposa del Fiscal Electoral, José Agustín Ortiz Pinchetti– pero el consenso en el grupo de Morena favorece a Yasmín Esquivel, esposa del empresario José María Riobóo, cercano a AMLO.

Esta última es la que más posibilidades tiene de ir al máximo tribunal, de acuerdo con charlas que tuvimos con diversos senadores.

La participación de la tercera aspirante, Celia Maya, es puramente testimonial. Corre el riesgo de volver a sacar cero votos, como la primera vez que compitió.

Las tres están vinculadas a López Obrador. Dos de ellas, Loretta y Celia, tienen cercanía político electoral con Morena.

La magistrada Yasmín Esquivel está casada con el empresario José María Riobóo, autor del Plan Maestro del Aeropuerto de Santa Lucía.

Su inclusión en la terna resucitó las acusaciones que el panista Ricardo Anaya le hizo en campaña a Riobóo, de haber sido beneficiario de “contratos directos” por 170 millones de pesos en la CDMX, cuando el tabasqueño la gobernaba.

Durante su comparecencia ante senadores, Yasmín pidió que la juzgaran por sus méritos y trayectoria . “No soy la señora de…” recalcó.

Y más: “No hay, ni ha habido, ningún vínculo de amistad o parentesco que afecte la independencia en mi función como juzgadora”.

* * *

Ninguna de las tres es del gusto de las organizaciones de la sociedad civil, que se han movilizado bajo la consigna “#SinCuotasNiCuates” en la SCJN.

Esquivel enfrenta cuestionamientos “por haber incurrido en conflictos de interés, al participar en fallos a favor de grupos inmobiliarios”, dice un comunicado que firman más de 15 ONGs, entre ellas México Evalúa, Observatorio Ciudadano, Artículo 19 y Fundar.

Senadores del PAN y PRI también rechazaron la terna. En la Comisión de Justicia votaron en contra del dictamen de ideoneidad que aprobaron legisladores de Morena y sus aliados.

* * *

Lo que nos faltaba. El senador de Morena, Salomón Jara, quiere cancelar los permisos de operación a calificadoras como Fitch o Standard&Poors –que recientemente degradaron el perfil crediticio de Pemex y otras empresas del país– por considerar que “atentan” contra la “estabilidad” de la economía mexicana.

Anunció que presentará una iniciativa de ley para que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) revoque esos permiso a las calificadoras que, según él, sólo sirven a los mercados.

“La economía se está fortaleciendo, contrario a lo que han dicho”, puntualizó, parafraseando al presidente.

¿Pues que no hace días AMLO repitió que le habían dejado un país en “bancarrota”?

No nos queda más que darle la razón al senador panista, Gustavo Madero, presidente de la Comisión de Economía, cuando dice que Jara, vocero del grupo, “no tiene ni la más reputa idea de lo que está diciendo, es una pendejada…”.

* * *

Son cinco los aspirante a la presidencia del CEN del PRI: Ivonne Ortega, José Narro, Alejandro Moreno, Ulises Ruiz y René Juárez –a quien califican de “alfil” de Osorio Chong- más los que se sumen a esta elección abierta, que los tricolores quieren que organice el INE, para evitar que la “nomenklatura” meta la mano.

El ambiente que precede al proceso interno –el ciclo de Claudia Ruiz Massieu se cierra en agosto— no es el más propicio para recuperar la imprescindible unión del otrora partidazo, hoy venido a menos.

Lo ilustra el hecho de que los senadores del partido que gobernó México siete décadas, hoy caben en una selfie y sus diputados en un camión.

Hay agravios, cobros de factura, resentidos, grupos que se disputan la dirigencia de este partido que, con todo y todo, tiene 12 gobernadores en otros tantos Estados.

Basta con destacar el pronunciamiento de Ulises Ruiz , ex gobernador de Oaxaca, en el que pide la expulsión del ex presidente Peña por “traición” al partido y “actos de corrupción”.

El caso ya está en la Comisión de Justicia Partidaria.

Hablamos con Ivonne Ortega sobre la singular solicitud de expulsión. Ya Narro ha dicho que “de ninguna manera” se debe expulsar a EPN.

La yucateca tiene otra idea:

“Muchos militantes reconocen que acciones de funcionarios del gobierno anterior llevaron a la derrota al partido. Si se comprueba alguna de esas acusaciones (Peña Niieto) tendría que ser expulsado”.

Más: “Los militantes tienen este sabor de boca de alta traición al partido. Aunque el triunfo del actual presidente era difícil de evitar, muchos consideran que las actuaciones del gobierno anterior, particularmente en temas de corrupción, llevaron a la derrota del partido”.

* * *

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, espera ser “la excepción” y que no se registren abucheos en su contra este viernes, durante la visita de AMLO.

“Siempre seré respetuoso con el Presidente y las personas que simpatizan con él”, dijo.

La visita se llevará a cabo en el ambiente de tensión que se disparó con los recientes operativos en Santa Rosa de Lima, municipio de Villagrán, donde se asienta el cartel de huachicoleros que encabeza El Marro.

El guanajuatense, por cierto, rinde su primer informe de gobierno este jueves. Olga Sánchez Cordero, titular de la SEGOB, ira en representación del primer mandatario.

FIN.