Por Jorge Morán

Con la única finalidad de expulsar al Partido Acción Nacional (PAN) del poder en Baja California, un grupo de priistas encabezado por Samuel Ramos Flores externó su total apoyo a los candidatos de la coalición “Juntos Haremos Historia” durante el actual proceso electoral local.

Militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que forman parte de la denominada “Tercera Vía”, encabezada por el exalcalde mexicalense, organizaron una reunión con los aspirantes de Morena: Jaime Bonilla Valdez, Marina del Pilar Ávila Olmeda, así como los abanderados a las cinco diputaciones locales de la ciudad.

Como mensaje inaugural del evento, Ramos Flores expresó que para que la democracia pueda consolidarse es necesario que exista alternancia en el poder, lo cual ha habido tanto en la presidencia de la república como en las cinco alcaldías de Baja California, pero no así en el Gobierno del Estado.

“Muchos de los que estamos aquí nos estamos uniendo porque ya llegó la hora de la alternancia en Baja California, porque cuando hay alternancia vienen cosas muy buenas. Cuando no lo hay y que alguien tiene 30 años gobernando un estado, yo creo que eso no se llama democracia, se llama ya dictadura”.

El endeudamiento del Gobierno Estatal, la falta de apoyos a la Universidad Autónoma de Baja California, la reactivación del Valle de Mexicali y la situación económica del puerto de San Felipe son algunas de las preocupaciones que compartió con los aspirantes del Movimiento de Regeneración Nacional.

Al ser cuestionado por la prensa, el también exdirigente estatal del PRI se expresó en contra de los procesos internos de su partido, cuyo actuar en el proceso electoral en curso calificó como una “rebatinga” en donde “vemos gente que están colocando para, aun perdiendo, ganar, y ya no apoyamos eso”.

“Se los dije en la cara desde que estaba Chris López, lo mencione muchas veces que no iba por buen camino, me criticaron, poca gente se unió y otra me gente me decía “deberías de quedarte callado”, pero no soy sumiso y no soy cobarde, por eso digo las cosas por su nombre, públicamente y no tengo miedo de que me saquen del partido”, declaró.