Nos cambiamos de casa

Todo es cuestión de enfoques. Cuando alguien se cambia de casa es porque se siente más cómodo en su nuevo hogar, ya que la casa anterior ya no satisfacía sus necesidades y era el momento de emigrar con la familia. En este tenor hoy somos testigos de como algunos actores políticos ya no están conformes en lo que fue su hogar, por lo que deciden cambiar de aires a una nueva casa más grande y que cumple con sus nuevas expectativas. Son historias de la vida que se no se daban tan a menudo, pero que ahora se ha convertido en una práctica ordinaria en la que se pierden las raíces y los valores.

En una familia solida se planta un árbol para echar raíces, pero en este nuevo escenario político en el que la sociedad ha caído en una crítica de lo establecido, considerando que debe existir un nuevo entorno social y político, se critica todo por considerarlo obsoleto y corrupto. Sin embargo, una vez que estos mismos personajes emigran de la casa que los vi crecer y desarrollarse, en las que trabajaron por la sociedad que hoy los critica severamente, simplemente deciden cambiar a un nuevo hogar, en el cual se limpia su pasado y ya no pertenecen más a la mafia del poder. Así de sencillo.

Muy lamentable pero cierto. Por eso hoy hemos sido testigos de como un prominente grupo de personajes políticos que crecieron bajo el árbol de la revolución, han decidido en bloque cambiar de aires y dejar el PRI, ese partido que tantas glorias les dio a todos para irse a la nueva esperanza de México, así es a MORENA. Esta nueva casa tiene sus orígenes en el apetito de Andrés Manuel por servir al pueblo, el cual comenzó en su juventud financiando a los partidos comunistas, para luego trasladarse al poderos movimiento revolucionario, y una vez que le hizo justicia la Revolución tomo la decisión de cambiar a una nueva casa en el PRD, ahí se formó como regente del Distrito Federal para finalmente construir un nuevo hogar que dará esperanza a México.

Una vez que ha iniciado una campaña muy intensa en el Estado, los priistas que ya estaban trabajando abiertamente en la organización de MORENA, en donde ya habían desplazado a los inquilinos originales, para después regresar a su casa en el PRI para continuar con sus compromisos oficiales, por lo que era muy común verlos en los eventos de ambos partidos, razón por la que finalmente decidieron emigrar en manada de manera temporal para asumir su nuevo rol en la campaña de Gobernador de quien también ya había servido en el PRI, instituto que le permitió construir su riqueza.

Aquí se ha cumplido la sentencia que pronunció la Dirigente Nacional de MORENA en el sentido de que las sabandijas se han infiltrado al Partido, y en el caso que no corresponde lo hicieron sin renunciar al PRI, por lo que seguramente están pensando en regresar terminado el contrato de arrendamiento de su nueva casa. Este es el nuevo escenario por el que hoy miles de electores deberán de tomar una decisión sabia para elegir al nuevo Gobernador del Estado.

Notas al Vuelo: Si estos políticos tomaron su decisión en las encuestas, la opinión de los electores cambiara al analizar que les pretenden dar gato por liebre…Este pájaro #SiVuela.
El autor es analista político desde 1992, catedrático universitario y tiene amplia formación en el servicio público.