México, 30 Jun 2018 (AFP) – José Guadalupe ‘N’, reportero de una revista digital del estado mexicano de Quintana Roo (este), fue asesinado a balazos, informó este sábado la fiscalía y el medio para el que trabajaba, con lo que suman seis comunicadores asesinados en México en 2018.

Chan se encontraba la noche del viernes en un bar de la comunidad indígena de Felipe Carrillo Puerto cuando fue atacado por un desconocido. “La causa de muerte fue por impactos de bala”, informó la fiscalía de Quintana Roo en un comunicado.

Chan era corresponsal del semanario digital Playa News, cuya sede se localiza en la turística Riviera Maya, vecina del balneario de Cancún.

La última información que envió, el mismo viernes, fue el asesinato de un simpatizante del oficialista PRI en una comunidad cercana.

Estos crímenes ocurren en la víspera de las elecciones generales del domingo en las que se eligen más de 18.000 cargos, entre ellos presidente y legisladores federales.

El proceso electoral ha estado marcado por una violencia inédita con 136 políticos asesinados hasta el viernes, según un recuento de la consultora Etellekt.

Un amigo de Chan que se encontraba en el lugar de los hechos narró al semanario digital que el agresor habría entrado al bar para luego acercarse a donde se encontraba el comunicador y dispararle en tres ocasiones.

Rubén Pat, director del semanario digital, dijo a la AFP vía telefónica que Chan recientemente le comentó que había recibido amenazas y que pidió protección a las autoridades, pero, sostuvo, no recibió respuesta.

Chan tenía 35 años, estaba casado y tenía dos hijas, según Pat.

La Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo (defensoría) condenó el asesinato de Chan y llamo a las autoridades a investigar si el crimen podría estar ligado a su trabajo.

“Dado el contexto actual nacional, en el que los agravios a periodistas son un foco rojo, exhortamos a las autoridades correspondientes a incluir todas las posibles líneas de investigación, incluyendo las relacionadas con su labor periodística”, señala un comunicado de la Comisión.

México es uno de los países más peligroso para ejercer el periodismo. En 2017 fueron asesinados 11 comunicadores y desde 2000 suman más de cien, según recuentos de organizaciones defensoras de la libertad de expresión.