Más de 370 muertos es el saldo que las fuertes lluvias han dejado en Kerala, uno de los estados con más turistas en la India.

Autoridades afirman que la cifra de muertos podría seguir aumentando, ya que las fuertes lluvias no dan tregua a los ciudadanos y turistas de Kerala.

Los socorristas continúan las labores de rescate a personas de sus hogares inundados y distribuyen agua y alimentos en las zonas afectadas.

Un portavoz del Departamento de Información del Gobierno de Kerala, Pratheesh D. Mony, confirmó que el número de muertos supera los 370 y situó en 724.649 las personas que se encuentran refugiadas en los 5.645 campamentos de emergencia habilitados por las autoridades en la región.

Los equipos de rescate continúan con las labores de rescatar en helicópteros y botes, para luego trasladar a los afectados a campamentos de socorro, que albergan a día de hoy a más de 200 mil personas.

“Las operaciones de rescate y ayuda para Kerala y todos los estados afectados por las fuertes lluvias en la India continuarán hasta que la situación sea normal”, concluyeron los equipos de rescate.

Entre mayo y junio, más de un millar de personas murieron y otras 635 resultaron heridas en la India por desastres naturales y meteorológicos como inundaciones o caídas de rayos, según datos presentados por el viceministro indio de Interior, Kiren Rijiju, en el Parlamento indio.

En el Estado de Kerala, famoso por sus playas paradisíacas, suele llover con gran intensidad durante la estación de los monzones, pero las precipitaciones resultaron especialmente fuertes este año.